Millones de niñas en el mundo en riesgo de mutilación genital: Informe de Unicef

Más de 125 millones de niñas y mujeres en todo el mundo sufren la mutilación de sus genitales y 30 millones de niñas están en riesgo de correr la misma suerte en los próximos diez años, advierte informe Unicef publicado el lunes 22 de julio de 2013.

——————————————————————————————-

Teresa Sosa

La práctica sigue siendo “casi universal” en algunos países, dijo el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en un informe que repasa datos de los últimos 20 años en 29 países de África y Oriente Medio. Según Unicef, esta escisión o circuncisión femenina, LEYENDA ÚNICA  PDM DOM 28 JULIO 2013también conocida como mutilación genital femenina (MGF), persiste debido a la aceptación que tiene en las sociedades afectadas.

A pesar de que la ablación de los órganos genitales externos femeninos está disminuyendo, la práctica sigue existiendo en algunos países (es frecuente en Somalia, Guinea, Yibuti y Egipto) A nivel mundial, 30 millones de niñas corren el riesgo de ser mutiladas en los próximos diez años si continúan las tendencias actuales.

 Práctica y consecuencias

Según Unicef, esta escisión o circuncisión femenina consiste en la extracción de parte o la totalidad de los genitales externos femeninos. Esto puede incluir cortar el clítoris y algunas veces coser los labios mayores. Es una forma de violencia contra la mujer, por el hecho de ser mujer. Es violencia de género, paradójica por la intervención de las mujeres, bien consintiendo, bien realizando las prácticas, pero propia de sistemas de dominación patriarcales en los que es el hombre el que impone y decide lo que debe ser, sometiendo a las mujeres al deber de obediencia

La mutilación genital femenina se practica sobre todo a niñas y adolescentes de entre 0 y 15 años, aunque la edad varía en cada país dependiendo de tradiciones locales y otras circunstancias. 

Entre los principales peligros y consecuencias para la salud que conlleva la mutilación genital figuran el dolor severo, hemorragias, dificultades para orinar e incluso para defecar, posibilidad de sufrir infecciones por el empleo de instrumentos contaminados e incluso la muerte. Las niñas sometidas a esa práctica tienen más posibilidades de contagiarse del sida y sufren además consecuencias psicológicas, así como, a largo plazo, problemas en su calidad de vida sexual, complicaciones en el parto y peligro para el recién nacido, esto último sobre todo con el más severo de los tipos de mutilación. 

La pérdida casi total de sensibilidad es la principal consecuencia para las afectadas, con el añadido trauma psicológico. Hay mujeres que mueren desangradas o por infección en las semanas posteriores a la intervención, ya que se realiza casi siempre de manera rudimentaria, a cargo de curanderas o mujeres mayores, y con herramientas como cristales, cuchillos o cuchillas de afeitar y nunca en centros sanitarios.

Según las estadísticas, la práctica de la mutilación genital afecta en la actualidad  a más de 125 millones de mujeres y niñas en el mundo. Se cree que cada vez se practica a niñas con una edad mucho menor quienes sufren la mutilación para evitar que puedan juzgar la práctica por sí mismas al ser mayores.

Difícil de eliminar

La MGF sigue siendo “muy persistente, a pesar de casi un siglo de intentos de eliminarla”, indicaron los investigadores de UNICEF, que consideran que las leyes no son suficientes para detener totalmente esta práctica. El ritual es practicado por creyentes de varias religiones, entre ellos, cristianos, musulmanes y seguidores de cultos tradicionales africanos.

Con el 98% de las mujeres entre 15 y 49 años con sus genitales mutilados, Somalia es el país donde la práctica es más frecuente en el mundo. Le siguen Guinea con 96%, Yibuti, con 93%, y Egipto, con 91%.Sin embargo, en Kenia y Tanzania, “las mujeres de 45 a 49 años tienen tres veces más probabilidades de haber sido mutiladas que las jóvenes de entre 15 y 19 años”, dijo Unicef.

En Ghana, el 60% de las mujeres mayores de 40 años han sufrido la mutilación genital, contra el 16% entre las niñas. “En general el apoyo a esta práctica está disminuyendo“, dijo el informe. “El desafío ahora es asegurar que las niñas y las mujeres, pero también los niños y los hombres, se expresen muy claramente para que esta práctica nociva sea abandonada“, dijo Geeta Rao Gupta, directora ejecutiva adjunta de Unicef.

El informe también encontró que a pesar de que la mutilación genital se considera a menudo una forma de control patriarcal, el nivel de apoyo para detener esta práctica es similar entre hombres y mujeres. La aceptación social es la razón más mencionada para apoyar la continuación de esta práctica“, dijo la autora del informe, Claudia Cappa, una especialista en estadísticas de Unicef. “Esta es la razón principal entre las mujeres: hay madres que todavía mutilan a sus hijas. Y lo hacen a veces incluso aunque piensen que esta práctica debe interrumpirse“, agregó.

El aumento de la inmigración ha llevado esta práctica a Europa. La mutilación genital femenina, en cualquiera de sus modalidades, se encuentra penada por la ley en los principales países de dicho continente con algunas excepciones como Italia o Irlanda. No obstante, aunque existen en algunos países europeos con normativas legales de control sobre el permiso de salida para las niñas en situación de riesgo por este tipo de costumbres, hay denuncias de que medio millón de mujeres y niñas han sufrido la MGF en Europa en los últimos tiempos, incluso en centros sanitarios bajo cuerda.

La infibulación es la forma más agresiva de mutilación genital femenina, y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores. Después del acto, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que esta queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina. La ex modelo somalí Waris Dirie, quien sufrió infibulación a los 3 años, ha conseguido con su lucha que ésta práctica sea ilegal en algunos países africanos, aunque se siga practicando de hecho.

El año pasado, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución no vinculante para intensificar los esfuerzos mundiales para eliminar la MGF. La  especialistas de Unicef considerán difícil superar una tradición de varias generaciones. “Es necesario tener una instancia de discusión donde la gente pueda decir que no lo apoya”.

FUENTE; AFP, Wikipedia.

Descargar edición impresa digitalizada Diario de los Andes

PDM_28_07_2013_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: