Inés y sus vivencias de violencia de género

Estas vivencias pertenecen a Inés Rodríguez, la protagonista del documental de Luisa Sossa: “Inés: recuerdos de una vida”. El filme,  es la experiencia de maltrato vivida por la bisabuela de la directora del documental, quien ha transformado esta historia familiar en una reflexión sobre la violencia de género y el machismo presente en la cultura colombiana.

—————————————————————————————————————–

Teresa Sosa

Cuando Inés murió, dejó una herencia muy particular: 10 cuadernos de 100 hojas cada uno donde se leía ‘Para mis hijos’, era la historia de su vida. Marcada por un amor idílico de juventud que le fue prohibido, Inés fue obligada por su padre, a casarse con Gonzalo Peláez,  a quien le encantaba tener hijos pero no mantenerlos; un hombre jugador, violento y mujeriego con quien tuvo 18 hijos; hasta que por fin logró divorciarse en los años 50; pasado el tiempo, se dedicó a la política y a realizar su sueño de ser escritora.Inés y su familia

Este documental de “etnografía familiar”, la escribe Luisa, una mujer colombiana del Siglo XXI, directora del documental, quien para encontrarse a si misma recurre a los diarios que escribió su bisabuelala en los inicios de Siglo XX. Indaga en la vida de Inés, quien dejó de herencia su historia de desamores, maltrato familiar y consciencia política en sus  cuadernos escritos a mano.

Veinte años después de su muerte, Luisa, la bisnieta de Inés, lee, rescata y hace visible su historia. Luisa Sossa, crea un filme personal, que contiene una mirada autobiográfica y crítica ante la violencia de género. El documental es de 72 minutos de duración.

“Inés, al final de su vida, con su pluma escribe su historia. Descubro los textos de mi bisabuela y convierto esta herencia en una emotiva narración cinematográfica.Me intereso en conocer mejor  a esta mujer y hacer visible una denuncia de violencia archivada, una historia que millones de mujeres suelen callar y que me afecta profundamente” (Luisa Sossa)

“Así que emprendo un viaje a mi origen, converso con algunos de sus hijos, quienes nos dejaran ver su lucha contra el peso que acarrea vivir una infancia violenta; evoco el pasado a través de fotos, objetos y encuentros diversos con la memoria. Inés recuerdos de una vida es un documental que reflexiona sobre la familia, sus relaciones, situaciones, conflictos y repeticiones, es una película que desde una mirada íntima juega con los imaginarios de la directora acerca de su bisabuela y sus textos heredados” (Luisa Sossa)

“Yo sabía que el maltrato a la mujer era común en esa época. Y ahora siento mucha impotencia al ver que las cosas no han cambiado, sólo hay Luisa lee el diario de su bisanuelaque ver las noticias. A pesar de que la sociedad ha evolucionado, muchas mujeres continúan siendo maltratadas por sus parejas y la culpa es de la mentalidad machista que entre todos hemos construido”, menciona Sossa cuando explica los motivos que la llevaron a realizar el filme.

Inés escribió sus memorias en la vejez y estando divorciada. Así que no tuvo reparo en contar lo que sucedió y con todo tipo de detalles. Ninguno de sus hijos sabía de la existencia de estos cuadernos, hasta que después de morir Inés fueron entregados a una de sus hijas por la enfermera que la había cuidado. La película basada en estas memorias fue rodada en Tuluá, Cartago y Andalucía, Valle, y tardó cinco años en ser terminada.

“Hacer este documental fue muy sanador para mí, yo creo que tenemos que descubrir nuestras raíces y sus errores. Si no nos miramos, no aprendemos y repetimos. No es casual que los hijos mayores de Inés fueran maltratadores y que alguna de sus hijas se uniera a un hombre violento, aunque luego se divorció. El aprendizaje familiar fue no tolerar tanto tiempo el maltrato: Inés aguantó 25 años de mal vivir, su hija menos”, expresa la realizadora.

Sossa acudió a sus tíos abuelos para reconstruir la historia. Dos de ellos murieron en el transcurso del rodaje, y de los entrevistados sólo una tía abuela aceptó sin tapujos las agresiones que su padre infligió a su madre. “La memoria es muy selectiva, cuesta ver los hechos dolorosos que hemos vivido. En la negación no está el olvido, porque inconscientemente toca nuestra vida”.

Los familiares de la directora no han visto el documental. Aunque Sossa no niega que tiene miedo de las opiniones de su familia, espera generar una reflexión pública sobre la violencia. “Tenemos que empezar a contar nuestras historias, ventilarlas para sanar. A mí me gustaría ir a pueblos pequeños y machistas para mostrar la película. Conversar con maltratadores, víctimas o testigos de la violencia de género. Hay que sacar el tema de la oscuridad, muchas mujeres lo viven en silencio. Además, todos hemos tenido un pasado de violencia machista en nuestro entorno cercano o familiar”.

 El estreno mundial de la película fue el pasado 31 de mayo. El documental participa, junto al mejor cine documental europeo, en un itinerario fílmico en el que el cine intimista va teniendo cada vez más protagonismo e interés.

  Premios que ha recibido

 -Premio del Ministerio de Cultura de Colombia.
– Premio del Fondo de Desarrollo Cinematográfico de Colombia (FDC).
– Co-producción con Señal Colombia

FUENTE:   1.  Diario El Espectador. Colombia. 2.

  Textos diversos. Internet

 Descargar edición impresa digitalizada Diario de los Andes

  PDM_23_06_2013_                   

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: