Matrimonio y ordenación sacerdotal de personas gays en Escocia

Escocia se preparo desde hace  más de un año para volverse la primera  nación del Reino Unido en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo. Por  otra parte en un acto trascendental el pasado  lunes 20 de mayo la Iglesia de Escocia  dio un paso gigantesco, votó  en asamblea a favor de permitir que hombres y mujeres abiertamente homosexuales puedan convertirse en sacerdotes

————————————————————————————————————————————————Integrantes de la agrupación Fe en el Matrimonio que defiende la unión de personas distintos sexo

Teresa Sosa

Esta iniciativa surgió  cuando el gobierno del primer ministro conservador David Cameron trabajaba para legalizar el matrimonio igualitario en Inglaterra y Gales antes de 2015. En relación con el aún fuerte debate que el tema genera en Londres, el propio Cameron pidió en su oportunidad a la Iglesia que “se despierte” frente a la realidad de la boda entre personas del mismo sexo. Y prometió, en ese sentido, que se presentaría un proyecto de ley.

 En lo que se refiere a la iglesia, las parroquias liberales pueden optar por no seguir las políticas de la Iglesia sobre la homosexualidad. La decisión aún tiene que ser aprobada por presbiterios regionales antes de que pueda ser aprobada oficialmente. Porque es una decisión trascendental que rompe con siglos de enseñanza moral.

 Apoyo de jerarquía  anglicana

Dos obispos de la Iglesia de Inglaterra, mayoritaria en el país, hicieron público su apoyo a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Luego de una declaración oficial de dicha Iglesia, que sostenía que la inclusión de gays y lesbianas “diluye” el matrimonio y amenaza las creencias religiosas de los británicos, los obispos Alan Wilson, de Buckingham, y Tim Ellis, de Grantham, se mostraron indignados con esa posición. “Esa carta no me representa en absoluto”, dijo Ellis.

 Wilson fue más lejos y grabó un video para la organización Out4marriage, en el que defiende abiertamente y con fuertes declaraciones la aprobación del matrimonio igualitario (gay), y dijo entre otras reflexiones: “Se trata de cómo vemos a las personas homosexuales y de cómo vemos a Dios. Hoy ya no pensamos que las personas homosexuales estén enfermas.”

 A favor de ordenación de gays

 En un acto trascendental el pasado  lunes 20 de mayo, la Iglesia de Escocia  dio un paso gigantesco, votó  en asamblea a favor de permitir que hombres y mujeres abiertamente homosexuales puedan convertirse en sacerdotes. “Tampoco pensamos que Dios sea un anciano enfadado incapaz de comprendernos. Entonces, dejemos de comportarnos como si lo pensáramos. Reconocer que las personas homosexuales tienen los mismos derechos no disolverá ni dañará al matrimonio, sino que lo enriquecerá”, afirmó el obispo de Buckingham en el video.

 Wilson dijo estar “sorprendido y decepcionado” por la cantidad de cristianos evangélicos que le dicen que no están de acuerdo con la posición de su Iglesia contra el matrimonio igualitario pero no lo dicen en público porque “es muy arriesgado”.

 “¿Seguro que no podemos hacerlo mejor? ¿Qué hay de la vida en toda su plenitud que Jesús nos anunció?”, se pregunta el obispo en el video, y cuestiona los argumentos teológicos de sus colegas de la Iglesia anglicana para oponerse al derecho de gays y lesbianas a casarse: “Algunos dicen que no se trata de justicia o de igualdad, sino de teología. ¿En serio? Lo que están diciendo, entonces, es que la teología no se toma muy en serio la justicia y la igualdad. Pero las Escrituras nos dicen que Dios sí lo hace. (…) El amor de Jesucristo es para todos, y el cristianismo no consiste en perseverar sobre el pasado, sino en que el amor es más fuerte que la muerte. La Iglesia local muchas veces se las arregla para ser la ‘Buena Nueva’ de la manera más fácil. Es hora de que la institución sea más amplia para ponerse al día”.

 Las declaraciones de los obispos Wilson y Ellis fue un duro golpe para la conducción fundamentalista de la Iglesia de Inglaterra, empeñada en impedir —junto con la Iglesia católica— la aprobación del matrimonio igualitario. Y se suman a las manifestaciones de otros sectores del cristianismo anglosajón.  Parece que una parte de la Iglesia ha comenzado a despertarse.

 Sacerdotes gays

 El año pasado, en un artículo publicado en la prensa local, el reverendo David Chillingworth, obispo diocesano de la Iglesia Episcopal Escosesa, no sólo se mostró a favor de la legalización del matrimonio civil entre personas del mismo sexo, sino que también abrió la puerta para su aceptación en el derecho canónico: “Jesús no llamó a la Iglesia a ser una ciudadela de ortodoxia. Él fue constantemente criticado por pasar su tiempo con personas que no se ajustaban a los patrones convencionales y que eran consideradas inaceptables por los demás”, escribió Chillingworth.

 En el País de Gales, por su parte, el arzobispo Barry Morgan, máxima autoridad de la Iglesia de Gales, perteneciente a la comunión anglicana y mayoritaria en la región, también se pronunció a favor del matrimonio igualitario. “Si el mensaje moral del Evangelio es que amemos a los demás, ¿cómo es posible que hagamos a estas personas sentirse no amadas, no queridas, pecaminosas? ¿Dónde queda la Buena Nueva del Evangelio para los homosexuales? (…) Todas las relaciones que implican un compromiso para toda vida merecen el mismo apoyo pastoral de la iglesia”, dijo Morgan, y se preguntó: “¿Dará la iglesia protección pastoral a las relaciones que implican un compromiso para toda la vida, estables y llenas de fe, sean de tipo que sean, con el fin de estimular valores como el amor y la fidelidad, y reconocer la necesidad de aquellos que son cristianos de contar con el apoyo de la religión?”.

El precepto, que contempla la posibilidad de que los feligreses que mantengan relaciones con personas del mismo sexo puedan ordenarse, tendrá que ser respaldado ahora a escala parroquial y aprobado oficialmente el próximo año, cuando se celebre la próxima Asamblea general anual.

 La ordenación de hombres y mujeres homosexuales ha provocado tradicionalmente fricciones dentro de la Iglesia Anglicana, dominante en el Reino Unido. Así ocurrió en el seno de la Iglesia de Escocia en mayo de 2009, cuando la misma asamblea apoyó por 326 votos a favor frente a 267 en contra mantener el nombramiento para una parroquia de Aberdeen de un reverendo homosexual, Scott Rennie, pese a las protestas de algunos feligreses.

PDM_02_06_2013_

 Descargar edición impresa digitalizada Diario de los Andes

 

Una respuesta a Matrimonio y ordenación sacerdotal de personas gays en Escocia

  1. José R. Merentes dice:

    Son más de 70 las denominaciones religiosas de todo el mundo que han aprobado estos avances de inclusion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: