Las mujeres son más longevas que los hombres, pero ellas no tienen mayor calidad de vida

Carme Valls Llobet, es Especialista en endocrinología, profesora de la Universidad de Barcelona, España. Pertenece a la ONG Centro de análisis y Programas Sanitarios cuyo objetivo es investigar poner en evidencia las diferencias del género en la salud y en los servicios sanitarios y proporcionar a las mujeres el aceso a la unformación y los recursos para mejorar su calidad de vida. Es autora de varios libros de divulgación médica.

 C.Cruz de Garibay *

Cuando nuestra entrevistada estudiaba Medicina en Barcelona, España, dice que en la Facultad se mantenía el principio  de que el cuerpo del hombre y la mujer eran iguales  lo masculino. Así constató por primera vez que las mujeres somos invisibles para la Ciencia, algo que ha denunciado en numerosas ocasiones y que ha recogido en su libro “Mujeres invisibles”.Dra_Carme

Hoy en día, la sociedad admite que la salud de las mujeres depende de factores biológicos, psíquicos y sociales, pero desde hace muy pocos años la ciencia médica ha pasado por alto hay patologías, factores de riesgo y  de motivo de consulta que, en el caso de las mujeres, merecen una atención terapéutica diferente.

“Mujer enferma”

¿El tópico “mujer enferma”, mujer eterna”, ¿ha servido de argumento a la ciencia médica para no tomar en serio algunas de las dolencias femeninas o incluso para considerarlas de carácter psicológico?

_Este tópico con otros, obedece más a una mirada patriarcal sobre las mujeres y por considerar poco importante e inferior todo lo que hacen, sienten o dicen. Las mujeres tienen una vida más larga que los hombres, pero no mayor calidad de vida.

_Esa longevidad y el hecho de que la mayoría de las patologías que presentan sean de carácter crónico, ha hecho minusvalorar el malestar de la mujer,  y tratar con ansióliticos y antidepresivos sus síntomas. ¿No es una psicologización, es convertir en psiquiátricos las dolencias de las mujeres?.

¿Esta costando mucho introducir la perspectiva de género para que cambie el enfoque tradicional de salud?.

_Sólo hace unos 20 años que en muchos países del mundo, incluido España, se realizarfon congresos y se fornmaron redes para visibilizar  los problemas de salud de las nujeres. Desde entonces a través de la REDCAP hemos estado en contacto profesionales de salud en todo el Estado, y desde hace más de 15 años   hemos colaborado con Emakunde (Instituto Vasco de la Mujer), que ha sido uno de los primeros institutos de la mujer que ya me invitó hace años para hacer formación a profesionales de salud  conperspetiva de género. La creación posterior del Observatorio de la Salud de la Mujer ha colaborado mucho en esas tareas.

Con la incorporación de las mujeres al mundo laboral, ¿se han detectado patologías o factores de “riesgos considerados “masculinos” exclusivamente hasta hace poco,  como el estrés o los infatos de miocardio?

_Sí, hemos visto que las condiciones de trabajo pueden provocar graves problemas de salud sin respetar la supuesta protección al infarto de las mujeres. Hace veinte años que ya se comprpróbo en las cadenas de montaje de la fábrica Volvo que las mujeres podían padecer infartos de miocardio igual que los hombres. Las exposiciones a sustancias químicas, o el estrés físico y mental actúan como disruptores endocrinos en el cuerpo de hombres y mujereso, pero estas ultimas son más vulnerables, porque alteran el ritmo menstrual y son un factor de riesgo para enfermedades como la fribromialgia y la sensibilidad qímica múltiple o no o para el cáncer de mama.

Mujer y trabajo

¿De qué manera influye en la salud de las mujeres el trabajo no remunerado, la doble jornada o la labor de cuidadoras de otras personas?

_Aumentado las condiciones de estrés físico y mental, con un aumento del dolor y de los problemas de músculos y articulaciones. En especial la contractura de músculo trapecio (que las personas confunden con el dolor de cervicales) hace que el dolor del cuello sea el primero que se pone de manifiesto en el estrés mental, en las profesiones que se ejercen en contacto con las personas (maestras, enfermeras, médicas). Cuando las jornadas son interminables, las hormonas de la glándula suprarrenal alteran su ritmo diario (circardiano) y altera  el ritmo la calidad del sueño, por lo que el reposo nocturno no permite la recuperación.

¿Y las condiciones medioambientales, afectan de la misma manera a mujeres y hombres?

_No de la misma forma porque la mayoría de productos que pueden ser tóxicos son liposubles, o sea, se depositan  las células grasas, y las mujeres por el hecho de tener un cuerpo preparado para dar la vida, tienen un 10% más de grasas que los hombres, absorben en su cuerpo más tóxicos, como ha sido el caso de los insecticidas. En exposiciones laborales de insecticidas preventivas, las mujeres han quedado más afectadas que los hombres en el sistema neurológico, endocrino, e inmunológico.

La mujeres peor calidad de vida

“Los siete a diez años que las mujeres viven más que los hombres se viven con peor calidad de vida quelos hombres. Por ello nuestras investigaciones y programas (CAPS) se han centrado en estudiar todas las patologías que pueden emperorar la calidad de vida de las mujeres” (Carme Valls Llobet) www.caps.cat.

FUENTE*Revista Emakunde. Instituto Vasco de la Mujer. Primavera 2012

 

Descargar edición impresa digitalizada Diario de los Andes

Mujer(8)

 

 

2 respuestas a Las mujeres son más longevas que los hombres, pero ellas no tienen mayor calidad de vida

  1. Layisse dice:

    Interesante artículo pero una triste realidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: