Las mascaradas de Cindy Sherman

La fotógrafa que juega con los roles

Cindy Sherman (EE.UU., n. 1954) es ampliamente reconocida como una de las artistas más importantes e influyentes del arte contemporáneo. A lo largo de su carrera ella ha presentado una exploración continua de la construcción de la identidad contemporánea y la naturaleza de la representación de la imagen social, tomada del suministro ilimitado de imágenes de películas, la televisión, las revistas, el Internet, y la historia del arte.

———————————————————————————————————-

Teresa Sosa

El principal sujeto de las fotografías de Cindy Sherman es ella misma, de tal forma que la artista se convierte en actriz al mismo tiempo, se maquilla y transforma hasta tal punto que ese referente real se pierde y es totalmente sustituido por un personaje que le sirve a la artista para poner de manifiesto papeles femeninos culturalmente establecidos y marcados por la costumbre tal y como aparecen reproducidos en los medios de comunicación.  Ya que la realidad es el efecto de una construcción cultural e ideológica, Sherman afirma el dominio del lenguaje haciendo de la fotografía una forma de reinventar lo real, extraer lo invisible del espejo y revelarlo.

Las primeras fotos que hicieron famosa a Sherman a comienzos de los años ochenta fue “Film Stills”, autorretratos en blanco y negro que muestran a la artista en diferentes situaciones que, formal y materialmente, recuerdan fotos fijas de filmes de los años cincuenta y sesenta. Después, Sherman ya sólo hizo fotografías en color. Hacia 1983 hizo sus primeras fotos de modas, en las que caricaturizaba el ideal habitual de belleza femenina.  

Para crear sus fotografías, Sherman asume múltiples funciones de fotógrafa, modelo, maquilladora, peluquera, estilista, y jefa de vestuario. Con un arsenal de pelucas, disfraces, maquillaje, la artista ha alterado hábilmente su físico y sus alrededores para crear un gran número de personajes interesantes. Con ello  consigue es ofrecer una  nueva imagen de los estereotipos de lo femenino, esos bajo los que se esconde una realidad patriarcal en la que cada sexo tiene unos roles claramente definidos.

 La identidad femenina se transforma en una serie de papeles que Cindy Sherman asume conscientemente para poder subrayar mejor el eslabón intricado y confuso que en la cultura contemporánea une a imagen e identidad

Construcción de estereotipos: cine y televisión

En 1997 Sherman unió el tratamiento de la situación social de la mujer y los aspectos de la historia del cine en su proyecto más ambicioso hasta la fecha: la película de horror “La asesina de la oficina”.Para Sherman tanto el cine como la televisión, tienen una influencia determinante en la configuración de los estereotipos de género, y ella utiliza eso para dar una visión crítica por medio de un juego auto-representativo que pone de manifiesto con rotunda claridad lo que de mentira hay bajo esa construcción de lo femenino.

De la auto-representación emerge una visión de la mujer como estereotipo cultural, como máscara social, como glosario de poses, gestos y expresiones faciales. Asimismo, los diferentes personajes de Cindy Sherman se configuran como productos de la mirada masculina, que proponen significados y papeles determinados por él, que pueden ser adecuados en la idea de la mujer como un efecto del otro

Sherman tambien dota a sus personajes de distintos tipos de prótesis y accesorios, con lo que se propone poner en evidencia lo que hay de engaño y de simulacro, lo que pone a su obra en la órbita de la reconstrucción de una realidad reducida a esquemas formales en los que los conceptos de lo femenino y de lo masculino son construcciones y, por tanto, susceptibles de cambiarse.

En sus fotografías, el cuerpo se convierte en un campo de lucha en el que la carne es sustituida por las prótesis o incluso por maniquíes, con la incorporación de elementos traídos desde lo monstruoso, y en las que se muestran los sexos de una forma clara. Es una forma de saltarse las fronteras, las posiciones preconcebidas, los roles tradicionales.

Payasos: una mascarada  

Son otros de los personajes que van a determinar una serie muy importante de fotografías de Sherman. Aparecen después de la crisis provocada por los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, y de la reflexión que abre la artista acerca de la posibilidad de seguir haciendo arte, o de su utilidad, después de un atentado tan salvaje. Ella misma reconoce que durante un tiempo se quedó sin energía creativa durante dos años, hasta que encontró en el rostro de los payasos lo que estaba buscando.
Personajes que llevan permanentemente la máscara adherida a sus rostros, bajo el que ocultan su verdadera personalidad. Una máscara en la que los ojos nos transmiten una tristeza casi infinita, mientras que su boca se mantiene risueña, siempre al borde de la carcajada, lo que les convierte en prototipos de los personajes que pasamos por este gran escenario que es la vida, y a los que intenta preservar en sus fotografías impregnadas de un enorme colorismo.

Los payasos de Sherman nos traen hasta nosotros/as la constancia de que nuestras existencias son frágiles, y en su representación se siguen manteniendo un aire de melancolía, de artificiosidad que desmiente toda la luminosidad y colorido con las que Sherman les dota en sus fotografías, para así hacernos conscientes de la autoparodia en la que nos hemos convertido todas y cada uno de nosotras, pero, por otro lado, también son símbolos de que la regeneración es posible y de que la risa es una de las fuerzas más poderosas con las que contamos.

DESCARGAR EDICIÓN IMPRESA DIGITALIZADA DIARIO DE LOS ANDES 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: