Una mujer llamada Whitney Houston

La cantante y estrella estadounidense llevaba años dando tumbos caminando en la inestabilidad personal y profesional con reapariciones accidentadas que la ponían en entredicho en giras musicales. Whitney Houston se despidió el 11 de febrero, de forma trágica, a los 48 años. Todo lo anterior es lo que dice la  nota de prensa interesada de la industria de la música. Pero, hay  otro orden de cosas.

——————————————————————————————————-

Teresa Sosa

Whitney Houston nació en Newark, Nueva Jersey (1963). Estuvo rodeada toda su vida de mujeres  con talento artístico; su madre, Cissy Houston, cantante de góspel (música espiritual o música evangélica; es la música religiosa que surgió de las iglesias afroamericanas en el siglo XVIII y que se hizo popular durante la década de 1930); sus primas Dionne Warwick y Dee Warwick, también cantantes de góspel.Y por si fuera poco, Houston tenía de madrina a Aretha Franklin, histórica y famosa cantante de soul y góspel, hija de un predicador evangélico. Ésta recuerda, en estos días, que la primera vez que escuchó la voz de Houston, a finales de los años 70, pensó: “¡Esta pequeña de diez años sabe cantar! Houston fue la hija menor del militar y ejecutivo de entretenimiento John Russell Houston, Jr., quien falleció en 2003. Fue sepultada al lado de la tumba de su padre.

Guinness World Records reporta que Houston es hasta la fecha la cantante más galardonada de todos los tiempos. También es una de las artistas musicales que ha vendido un mayor número de discos en el mundo: más de 170 millones de álbumes, sencillos y vídeos. Una mujer hermosa, esbelta, de vestir lujoso para la escena, pero que no rompía los cánones convencionales de  una“muchacha decente” con su vestuario.

Conocida como «The voice» («La voz») debido a su calidad vocal, Houston llegó a la fama en 1985 con su álbum ‘Whitney Houston’ que vendió 30 millones de copias y se convirtió en el álbum de debut con mayores ventas de una cantante en la historia de la industria. Le costó convencer a los miembros de la industria de que ella era apta para todos los públicos y no sólo para el mercado afroamericano. Finalmente, consolidó su estatus de diva con ‘Saving All My Love for You’ (1992), su primer número uno, tanto en Gran Bretaña como en su país natal, que  además le significó un Grammy al año siguiente.

Una niña evangélica 

 Houston asistió desde niña a una iglesia evangélica bautista,  donde pronto destacó por su voz, participando en el coro de la iglesia (la “New Hope Baptist Church” de Newark, New Jersey). Su madre era la directora del coro.  A partir de los  11 años ya participaba como solista en convenciones bautistas, hasta que fue “descubierta” por un buscatalentos en 1983 que la llevó a la cima de la fama como cantante profesional.

Cuando en 2009 intentó reiniciar una nueva etapa de su vida,  retomó su raíz espiritual evangélica.  Se centró en su rol de madre y de hija y en sus creencias religiosas: “Mi madre se está haciendo mayor. Quería pasar más tiempo con mi madre porque durante la mayor parte de mis veinte y treinta años he estado ocupada en grabar discos, viajar por el mundo y ser un icono”, declaró entonces. Se refugió en su fe en Jesús,  volviendo a las raíces de su vida musical surgida del góspel.

 “Le doy gracias a Dios por el cariño de la gente, pero también por al amor de Jesús. Le agradezco que nunca me abandonara. Renuncié a mi juventud por giras, conciertos y el proyector”. “Yo sólo quería ser normal”, dijo a los medios. Lanzó en esa época “Te miro a Tí” (I Look to You), el que a la postre ha sido su último álbum. En él hablaba de mirar a Dios en medio de las circunstancias difíciles de la  vida. Houston también hablaba en una de las canciones que tras “estar perdida” con la vida sumida en “tormentas de invierno”, necesitaba “que tu luz brille sobre mi”, y entonces “te miro a Ti”.

La última canción que interpretó en público fue la noche antes de morir, y llevaba el título de «Sí, Jesús me ama».Fue el viernes 10 de febrero, en un concierto de Kelly Price & Friends previo a la entrega de los Grammy. Se subió al estrado espontáneamente y entonó la canción a capela. Aretha Franklin, declaró que se enteró del fallecimiento de Houston a través de la televisión, y que la noticia le hizo “saltar de la cama” y exclamar “¡no puede ser!”.La diva del soul justificó su incredulidad aduciendo que a la cantante, en los últimos tiempos, “le brillaban los ojos, no sonreía sólo con los labios”, y ratificó que una de las últimas canciones que interpretó fue “Sí, Jesús me ama”.”Si Dios te ama, ¿qué puede haber mejor que eso?”, enfatizó Franklin, quien también asistió al funeral de carácter privado ayer sábado en la iglesia bautista en cuyo coro la artista fallecida cantaba cuando era una niña.

“Amor que mata”

El músico Bobby Brown aparece hoy como uno de los personajes más detestables en Estados Unidos. Todo apunta a que la cantante fue víctima del efecto de aniquilamiento y de  violencia de género por parte de este músico, su ex marido; el que le abrió la puerta a Houston de la senda autodestructiva, en lo que  coinciden todos los medios estadounidenses. “Su matrimonio con Bobby Brown –se lee en el obituario que le dedicó The New York Times– se transformó en un asunto miserable. En los años 2000 sus canciones desaparecieron de las listas y Houston se convirtió en sujeto de los tabloides: The National Enquirer publicó una foto de su lavabo con toda la parafernalia de las drogas”.

Houston fue entrevistada en  2009 por la famosa presentadora afroamericana Oprah Winfrey en su show de televisión. En el sofá de entrevistada, Houston se describió como una adicta perseverante a la marihuana, la cocaína y las píldoras. “Consumir drogas se transformó en una actividad diaria. Quería hacer mi trabajo, pero, durante dos años, tomar drogas fue lo habitual, cada día, me destruía”, añadió. Afirmó estar recuperada de su adicción de marihuana y cocaína, aunque admitió sentir la tentación de volver a consumir.

Su adicción a las drogas ella la atribuyó en la entrevista a la influencia directa de su pareja. En medio de una relación en la cual no faltó la violencia física y psicológica por parte de su ex-marido  Houston habló con detalles sobre el “amor loco” hacia su marido y calificó su vínculo con Brown de “emocionalmente abusivo”. Houston le confesó a Oprah su dependencia cada vez mayor hacia Brown durante su matrimonio que duró 15 años. “Él era mi droga”. “Yo todo lo que he hecho lo hice con él”.

La entrevista fue una conversacion intimamente personal entre dos mujeres. Ante la audiencia televisiva, el diálogo, la presencia, actitud y expresión corporal de ambas no pudo ser más contrastante. Oprah, una mujer que por encima de  todo ha estado su carrera; Houston una mujer que dejó toda su carrera en el camino y había maltratado su voz por su “loco amor”. “Fue él y yo juntos, y éramos compañeros, y todo lo que hicimos, lo hicimos juntos. No importa qué sea, lo hicimos juntos”, confesó Houston. A lo que Oprah, agregó, “Debido a que eras su esposa…”. “Yo firmé un acuerdo prenupcial, sin embargo…” “Creo que en algún lugar dentro, algo le sucede a un hombre cuando una mujer tiene el control del oro. Mucho más si ella tiene mucha fama”, dijo Houston.

Contrajo matrimonio con Brown en 1992, en el momento cumbre de su carrera,  Con él tuvo su única hija, Bobbi Kristina en 1993. Se divorciaron en el 2007 y ella obtuvo la custodia. “No se puede confiar en él”, declaró ante el tribunal. “Si dice que vendrá, a veces lo hace, casi nunca cumple”, enfatizó. Cuando Brown se enteró del fallecimiento de Houston, el 11 de febrero, dijo ante el micrófono, donde cantaba: “Quiero decirte que te amo”. Lloro. Lanzó un beso al cielo. Mientras ofrecía un recital con su grupo New Edition en el estado de Mississippi. Y decidió seguir adelante con su espectáculo.

Algunos fans fueron al hotel Beverly Hilton (California) donde la cantante falleció, y se encontraban frente al edificio, desde donde se podía escuchar el eco de la fiesta organizada por el productor Clive Davis, “descubridor” de Whitney Houston, a la que ésta asistiría; se estaba comenzando a arreglar cuando la muerte le tendió una emboscada en la bañera de su habitación.

Descargar edición impresa Diario de los Andes

2 respuestas a Una mujer llamada Whitney Houston

  1. valumise dice:

    que lastima… ♥ la amo

  2. Idol Lash dice:

    I’m impressed, I have to admit. Seldom do I come across a blog that’s both educative and amusing, and let me tell you, you have hit the nail
    on the head. The problem is something that too few men and women are speaking intelligently about.
    I am very happy I found this in my search for something concerning this.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: