Zobeida Jiménez, In Memoriam

Falleció la combativa militante de la resistencia de la cultura popular

El texto  que hoy reproducimos  escrito por Zobeida Jiménez  fue editado y publicado   por primera vez en este espacio en la edición del 10-8-2008 con el título “Zobeida y su muñeca Eusebia”. En la narrativa de éste Zobeida nos sumerge en su mundo, acompañada de su inseparable amiga Eusebia, una muñeca de trapo que le regaló una adulta mayor  de nombre Eusebia Montilla, en 1970.  Desde ese entonces Zobeida acoge a esta muñeca de trapo como su consejera  y compañera de viajes. Zobeida  Jiménez falleció el 2 de febrero en Barquisimeto. Descansa en paz, querida e inolvidable amiga.

“Eusebia me ha enseñado en mi vida tantas cosas. Por ejemplo, esa de tener constancia en lo que me he propuesto lograr con mi trabajo. Mi muñeca-compañera me ha confiado que las muñecas de trapo son revolucionarias, estoy de acuerdo, es el resultado del parto de magia de las personas que participamos en este canto de libertad donde no aceptamos molde ni patrón impuesto por nadie…”

“La imposición de normas y  reglas no las queremos cuando se trata de nuestra vida o de hacer las bellas muñecas imperfectas del pueblo, las que cantan y proclaman libertad con flores con los niños, niñas y poetas. Conmigo anda por pueblos, caminos, campos, veredas y ciudades en una campaña permanente a favor de la querencia, la ternura y el amor. Así transcurre la vida de Eusebia junto a mí, entre hechuras de muñecas, conversas y conversas, alegrías, tristezas y rabias, visitando cárceles, escuelas, universidades, plazas, parques. Ella lleva conmigo como tres décadas en este trajinar bonito y necesario, además de ser sencillamente profundo…”

“Decidí hacerle a Eusebia su historia de vida, ella ha  narrado su historia y yo la he acompañado, haciéndole preguntas, que a la vez, contesto; la he ayudado a encontrar en ella misma su propia verdad y así entre las dos lo hemos logrado, interaccionando nuestras subjetividades. En esta historia de vida somos dos las miembras. Eusebia es la narradora y Zobeida la investigadora…”

“En la historia de la vida de Eusebia nos encontramos entre tantas cosas que ella se ha propuesto realizar, dos bien importantes; una es la defensa de los Derechos de los niños y de las Niñas; la otra es que nadie le puede quitar a ella ni a las otras muñecas sus propias características. Aunque Eusebia participe en ferias artesanales y otros bochinches de ese estilo, a los cuales ha sido invitada, o se ha presentado por su cuenta, de ninguna manera acepta ser tratada como un simple objeto o como un atractivo exótico a la venta para los señores turistas…”

“Es que Eusebia no es una muñeca sumisa y boba. Una vez se presentaron en su casa unos señores de apellido grandote, de los que tienen mucha plata, andaban comprando muñecas de trapo y ella les dijo que no estábamos a la venta porque nosotras no tenemos precio. En las ferias o espectáculos donde asiste, nos pone  en cualquier parte, con plena conciencia de lo que significa, a  hacer muñecas libres de molde ni patrón que irán a alegrar la vida de niños y niñas, o al niño o niña interior de las personas. Otras veces se pone a conversar con las muñecas que se encuentran en esos sitios…”

Eusebia, habla

 “Todos tenemos  un niño o una niña interior que es necesario sacar, liberar por nuestra felicidad. La niña interior de Zobeida –mi compañera- está siempre contenta con ella, porque le permite hacer muchas cosas como meterle el dedo a la mezcla para hacer torta, hacer muñecas de trapo imperfectas libres de imposiciones. La vida interior de Zobeida ha sido liberada por ella desde hace tiempo, de verdad, verdad, por eso me carga a mi por donde quiera sin ninguna pena, ignorando cualquier opinión o comentario de los demás. Zobeida con su arquetipo de inocente, ha logrado ser feliz dándole la libertad a su niña interior, salta, juega, habla comenta…lo que le provoca y donde sea…”

“Salí del corazón de mi mamá Eusebia Montilla a vivir con Zobeida, a quien me entregó por tinta y papel. Como me dijo que debía acompañarla, ando con ella por donde quiera que va…”

“Mi vida con Zobeida ha sido interesante. Me has metido en distintas cosas que nunca había pensado. De verdad me convertí en tu compañera de luchas, alegrías, sueños. Soy tu fiel amiga, nada puedes hacer sin antes consultármelo. Me llevaste a  Caracas, en ese viaje  fuimos a ver una feria del libro cubano, me pusiste en una mesa llena de libros. Te fuiste más adelante, seguiste jurungando ese poco de libros y cuando ya nos íbamos te acordaste que ibas conmigo. Entonces, busca que busca por todas partes hasta que me encontraste por allá debajo de una mesa… Era que yo andaba buscando los Pasos Perdidos de Alejo Carpentier en la feria. Quería leer ese libro…”

“Creaste el Club Unesco de Muñecas de Trapo que existe hasta el día de hoy, teniendo su sede aquí en la Casa de las Muñecas de Trapo de Píritu, Edo. Portuguesa. Esto nos ha dado oportunidades diversas como el intercambio con otros clubes de Venezuela y el mundo. Por ejemplo, fuimos a Rusia y allá tomadas de la mano de muchas muñecas por la orilla del río de Ekaterimburgo, con tantos colores, con música, con alegrías, sueños y esperanzas decretamos la paz una mañana con muchos niños y niñas…”

“Fuimos hasta la frontera con Asia, cantamos…olimos la piel de los árboles en un bosque de abedules, hundimos nuestros rostros en esos árboles. Fuimos libres con flores y piedritas, saboreamos la magia, nos olvidamos de todo y lo mejor del cuento es que no necesitamos saber el idioma de ese lugar ni de otros tampoco, basta con el lenguaje del cariño para entendernos muñecas con muñecas en cualquier parte…”

“De regreso al llegar al aeropuerto de Moscú nos montamos en una camionetica, viste un 10 en un papelito y le pagaste al chofer 10 rublos diciéndole ¡hotel!;  el chofer detuvo la camionetica y te dijo ¡hotel!   Entramos,  haciendo señas nos entendieron en la recepción, regateamos el precio para dormir allí una noche, pagamos…” 

“Llegamos a la carretera y le sacamos la mano al primer carro que pasó y nosotras nos montamos en él comiendo ajonjolí tostado con galletas, le dimos varios poquitos al chofer, sonriente él igual que nosotras. Nos bajamos, le pasamos un dólar y le dijimos “espasiva”, una de las tres palabras que aprendimos en Rusia y significa gracias…”

“Llegar a la Plaza Roja de Moscú y pasearla durante seis horas solitas ahí sin conocer a nadie ni hablar nada, pero embuste que va…ahí estaba Dios que acompaña a uno por donde quiera…”

“Entramos a una iglesita, nosotras rezamos ahí, bien duro el Padre Nuestro, fue tan duro que no quedó nadie allí, hasta el cura salió corriendo.  El Cristo del Altar que tenía un montón de velas prendidas alrededor, no se puso bravo por ser nuestro amigo y porque él y yo somos mayoría aplastante…”

Semblanza

Zobeida Jiménez nació en Píritu, Edo. Portuguesa el 2-2-1942 y falleció en Barquisimeto el 2-2-2012. Hijas/hijos: Carmen Petra, Cointa, María Julia, Pablo Nicolás y Gabriel Eugenio Ochoa Jiménez. Maestra Normalista. Licenciada en Educación. Premio Nacional de Cultura Popular (2002-2003). Poeta. Escritora. Pintora. Fundadora y Directora del Club UNESCO de Muñecas de Trapo (Píritu). Obra escrita: Testimonios sobre las Muñecas de Trapo (1983); En todo corazón palpita una muñeca (1990); Vamos a jugar (1992), Cui cui cuicui (1992); Fiesta de Muñecas (1993); Dos poemas y un viaje novelero (1994); Autobiografía de una muñeca cimarrona (2001); Muñecas…siempre muñecas (2004).

Descargar edición impresa digitalizada Diario de los Andes                                                                                       

Una respuesta a Zobeida Jiménez, In Memoriam

  1. lorena vianey dice:

    que hermoso todo lo que lei. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: