Brasileñas conquistan la construcción pesada

 Por Mario Osava/IPS

Representan siete por ciento de los trabajadores que construyen la central hidroeléctrica Santo Antonio, en el río Madeira, que atraviesa el noroeste amazónico de Brasil. Pero suman unas 1.200 mujeres y cientos tuvieron que romper muchos tabúes para ocupar puestos que eran exclusivos de varones.

Zenaide Pereira da Silva, de 29 años, es una de ellas. Fue la primera en operar un pórtico rodante, un tipo de grúa sin brazo y con cuatro pilares movidos sobre carriles, de 20 metros de altura y capaz de alzar hasta 250 toneladas para ensamblar las turbinas y otros equipos enormes, que componen la casa de máquinas de generación energética.

“El miedo de cometer un error”, más que el de trabajar a gran altura, la mantiene tensa cuatro meses después de comenzar en esta labor, para la cual se calificó en un curso de Acreditar, el programa de formación de mano de obra local de Odebrecht, la principal constructora de Santo Antonio y socia del consorcio que ganó la concesión de la central.

El trabajo requiere total precisión y “no tener dudas”, porque un mínimo desliz en el encaje puede dañar componentes que costaron años de desarrollo y fabricación, explicó Da Silva. Aún comparte la responsabilidad con un colega, pero pronto deberá trabajar sola, al intensificarse el ensamblaje de la planta generadora de electricidad…

Continuación…

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=98176

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: