Ver crecer a los hijos de los demás

Por:  Cecilia Jan /El País, España

Elena ha visto crecer a David (tres años y medio) y Natalia (dos años) desde que eran bebés. De hecho, los sigue viendo crecer, casi a diario. Pero, no ve crecer a su hijo.

También a otra docena de niños de la urbanización, a los que ha cuidado, o a cuyas casas va a limpiar y/o cocinar. A quien no ve crecer es a Constantin, Constelo, su hijo, que se quedó en Rumanía con su abuela con solo dos añitos.

Elena tiene 32 años, trabaja bien y rápido, trata de no desperdiciar un minuto entre casa y casa para ganar más y ahorrar para construirse una propia y que no le falte nada a Constelo, que ya tiene siete años. Cuando termina la última, se va al locutorio para lo que, imagino, son sus momentos de mayor felicidad del día, y también de tristeza, cuando habla un rato con su pequeño que ya no lo es tanto.

Fuente:

http://blogs.elpais.com/mamas-papas/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: