Mujeres de una hermandad católica ponen de pie a María Madre

Reseña de una Semana Santa solemne

La Virgen de la ‘Hermandad María Madre de Alzira’ (Valencia, España) lleva ya varios días de pie. El domingo 10 de abril en un acto solemne, la hermandad, que está compuesta solo por mujeres, celebró la bendición de la nueva imagen, en la que la María Madre aparece de pie. La talla sustituyó a otra en la que María Madre aparece arrodillada ante Jesús Crucificado.

Teresa Sosa

La Hermandad de María Madre fue la primera en Alzira en estar compuesta únicamente por mujeres, contando actualmente con 70 hermanas, número en el que se mantiene estable desde sus inicios. Se fundó en 1986 en la Parroquia de San Juan Bautista, siguiendo el ejemplo ofrecido por la Hermandad de Caballeros de Cristo Crucificado en la Agonía. Su talla, representando a María Madre en actitud arrodillada (su posición corresponde a estar a los pies de la Cruz) data de 1987, obra del valenciano José Estupiñá.  Fue bendecida en el templo de San Juan por su párroco D. Bernardo Pastor Sales el 15 de marzo de aquel mismo año si bien con posterioridad, en 1989, se esculpiría una nueva mascarilla. Procesiona sobre carroza y cuenta con capilla propia en el citado templo. Las celebraciones organizadas por la Hermandad incluyen la Santa Misa del día 1º de enero y en la noche del Martes Santo el rezo del Santo Rosario por las calles de la ciudad, discurriendo desde la iglesia de San Juan Bautista hasta la capilla del Hogar de Ancianos Desamparados “Santa Teresa Jornet”, donde queda depositada la imagen hasta el Viernes Santo.

Una nueva imagen para  María Madre

La decisión de que la nueva imagen estuviera de pie  fue tomada por mayoría en una asamblea de las cofrades celebrada en marzo de 2009. El debate sobre la conveniencia de modificar la  talla  de  María Madre  surgió al plantear algunas cofrades y el propio  director espiritual de la cofradía, sacerdote Blasco,  que María Madre no estuvo de rodillas ni se derrumbó ante Jesús Crucificado, sino que se mantuvo de pie, junto a ÉL; según el sacerdote, así lo dicen los Evangelios.

Las integrantes de la Hermandad María Madre de Alzira  anunciaron, entonces,  que encargarían una nueva imagen de su paso procesional que mostraría a María Madre de pie y no de rodillas, según el acuerdo adoptado “por amplia mayoría”.

El párroco de Santa Catalina, Enrique Masiá, cuestionó en su momento el cambio de la talla al considerar que no existía ningún fundamento teológico que lo justificara y, tras defender que la imagen antigua tenía una posición “perfecta y una expresión adecuada”, señaló que lo que hacía falta era aclarar “que es madre”, por lo que sugería que faltaba la imagen muerta de su hijo sobre sus rodillas.  

Ante las dudas, también planteadas por otros párrocos, quienes citaron por ejemplo las revelaciones de la beata Ana Catalina Emmerich sobre la Pasión de Jesús, en la que se señalaba que María Madre cayó de rodillas al ver a su hijo, el sacerdote Blasco reconoció a los medios locales que, en realidad, “nadie sabe” en qué postura concreta estuvo. Pero que dispuestos a elegir una fuente, se quedaba con los Evangelios.

Bendecida la nueva imagen

La Hermandad María Madre de Alzira bendijo el pasado domingo 10 de abril el nuevo paso procesional que presenta a María Madre de pie y que sustituirá a la anterior talla en posición de rodillas. Se trata de una imagen realizada en madera de pino curado, de las denominadas “de vestir”, es decir, labrada en busto y manos por el artista Emilio Sánchez, en 2010. Se asienta sobre un bastidor de 12 listones de madera, presentando los brazos articulados para poder facilitar las labores de vestición. La magnífica policromía ha corrido a cargo del taller valenciano Art Restauro. Con el fin de acentuar el verismo de la talla se han incorporado al rostro pestañas postizas y tres lágrimas de cristal realizadas de manera artesanal en Madrid y que son regalo anónimo de tres miembras de la hermandad.

La secretaria de la cofradía, Clara Aledón, en cualquier caso, aclaró que en realidad no fue el debate de la postura de María Madre, el motivo principal para decidir el cambio de la imagen;  y ella explicó que la anterior talla precisaba de una restauración que resultaba tan cara como construir una nueva imagen, por lo que optaron por la modalidad de  María Madre de pie. Aledón confirmó que la voluntad de sustituir la imagen era clara desde tiempo atrás, si bien advirtió, que faltaba concretar cuándo se materializaría ya que suponía un importante gasto para la cofradía. “Somos una hermandad con poca gente y no teníamos mucho poder adquisitivo para realizar el cambio”.

La cofrade Joaquina Pla, por su parte, comentó que la nueva talla tiene una altura de 1,65 metros aproximadamente para que guarde la proporción con la cara de la anterior imagen. El cambio de posición también obligó a vestir la talla con una indumentaria “muy austera” siguiendo una línea de “ropa hebrea”. Y en la que predominan los colores azul y negro que luce en la vesta esta cofradía formada únicamente por mujeres. Conserva el rostro de la talla anterior ya que se considera que refleja perfectamente la sensación de angustia que se pretende transmitir y facilitará la identificación de la gente y las cofrades con la imagen, concluyó Pla.

Todo el ajuar de la imagen de María Madre ha sido diseñado por Juan José Sanz y ha sido confeccionado de forma desinteresada por Dña. Milagros Rosell y Dña. Rafaela Climent, siendo las telas regalo de D. Luis Campos.

En la parte de orfebrería, el artista D. Nicolás Yusta ha realizado una aureola dorada rematada por doce estrellas. El rosario de azabache del siglo XIX ha sido donación de la hermana Dña. Noelia Moltó y el dorado de la pieza ha sido llevada a cabo de manera altruista por el joyero alzireño Bernardo Cano. El broche pectoral en forma de cruz es obra del taller valenciano Orfebrería Roda y ha sido un presente de la también hermana de la corporación, Dña. Amparo Llavador.

La presidenta de la Hermandad de María Madre, Ana López, ha manifestado estar “muy satisfecha como alzireña y como presidenta de la Hermandad ante este acontecimiento en la historia nuestra Semana Santa”.

Por deseo expreso de la junta de gobierno de la hermandad, la imagen de María Madre lucirá en sus ropas los colores corporativos: manto negro y saya color azul lapislázuli, anudado a la cintura con un magnífico fajín a la manera hebrea, realizado por la famosa cordonería Casa Velasco, de Sevilla, regalado a la nueva imagen de María Madre por Juan José Sanz, el vestidor de la primera imagen.

Al  finalizar la Eucaristía

“Tendrá lugar un besamanos extraordinario, donde todos los asistentes que lo deseen podrán contemplar muy de cerca la imagen y besar sus manos” (dice el Programa)

 Por los siglos, de los siglos, ahora y siempre ¿todo sigue igual? ¿AMÉN?

Descargar edición impresa digitalizada Diario de los Andes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: