Alemania: “Emma” llevó el feminismo a los quioscos hace más de treinta años

En sus 33 años de existencia, la revista Emma “ha roto tabúes, ha hecho política y donde ha sido necesario ha actuado”, dice su aguerrida fundadora, Alice Schwarzer

Los mismos derechos y las mismas obligaciones para hombres y mujeres fue siempre su base ideológica. En ese sentido, durante más de tres décadas de activismo feminista de Emma  ha habido mucho por hacer Es más, a nivel de Europa sigue siendo la única en su género.

En su momento y cuando el tema todavía era un tabú, Emma abogó en contra de las ablaciones del clítoris y promovió la protección de las mujeres en contra de la violencia doméstica. Ya sea la bulimia y la anorexia o los salarios iguales  para hombres y mujeres: en temas espinosos la Emma siempre ha estado un paso adelante.

La combativa periodista Alice Schwarzer hizo de Emma un bastión del feminismo. Su campaña en contra de la pornografía, sobre todo la infantil, le trajo el boicot de la asociación de quiscos de revistas. Éste, se supo luego, fue organizado por los grandes consorcios editoriales que tenían revistas de ese tipo en su programa.

Alice Schwarzer, que nació en 1942 en Wuppertal,  pertenece sin lugar a dudas a los personajes prominentes del país. Si así no fuera, dicen analistas, la Emma no tendría el éxito que tiene. Después de algunos años como corresponsal de diversos medios alemanes en París y haber tomado parte en el movimiento feminista francés, Alice Schwarzer volvió a Alemania.

Su campaña en contra del párrafo 218 que penalizaba el aborto le trajo la celebridad. La buena y la mala, algo que ella jamás ha dejado de nutrir. Su comentario a la ablación que practicó Lorena Bobitt a su conyuge fue: “Desarmó a su marido. Una lo ha logrado. Una que contraataca. A las víctimas no les queda otra opción. Al fin”.

Con calificativos de “típica emancipada” o “lesbiana amargada”, sus más ácidos detractores pretenden desautorizarla. En ese punto, aunque jamás ha dejado de abogar y luchar por los derechos de gays y lesbianas, Alice Schwarzer ha sabido proteger su esfera privada. Su destreza verbal, su aguerrida presencia y sus afilados análisis saben cortar cualquier intrusión.

En resumen, aunque Emma no es sólo Alice Schwarzer, probablemente no existiría sin ella. Aunque con el paso del tiempo, la combatividad ha cedido espacio a la mesura, el trabajo de Schwarzer y su Emma sigue pretendiendo la igualdad de derechos de la mujer. También a las altas esferas del poder.

Fuente:

http://www.dw-world.de/dw/0,,653,00.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: