‘El cuerpo de las mujeres fue y es negociado’

Por Sandra Chaher/Artemisa Noticias

Ana María Pizarro es médica ginecóloga, lideresa de los derechos sexuales y reproductivos y una de las feministas más reconocidas del continente. Nació en Argentina pero vive desde los ‘80 en Nicaragua, comprometida con la Revolución Sandinista. Desde el 2007 es perseguida por el gobierno de Daniel Ortega –antes líder revolucionario- por defender el derecho al aborto de las mujeres. Y hoy cuenta las consecuencias terribles de la prohibición en el país: mujeres que se suicidan y otras que son abandonadas mientras se desangran.

Debe ser uno de los recorridos más dolorosos. Irte de tu país en plena juventud perseguida por una dictadura militar, anclar en una tierra comprometida en una revolución social y, treinta años después, ser perseguida en esa nación por quienes antes fueron también caminantes de la transformación, y ya no querer volver a tu país de origen porque ahí no tenés raíces.

A Ana María Pizarro le cuesta entender lo que pasa. Más bien le cuesta aceptarlo. Huyó de Videla, eligió Nicaragua y se comprometió con la Revolución Sandinista, y hoy es perseguida por el gobierno de Daniel Ortega, antes líder del sandinismo y ahora aliado de la iglesia católica.

Le pregunto si tiene ganas de volver, después de haberla escuchado desgranar los padecimientos que vive ahora –dos veces llevada a tribunales por el orteguismo en los últimos tres años, con su organización SI Mujer reducida a la mitad, y en medio de un proceso político de polarización feroz del país-.

Responde con un ‘no’ seguro y rápido. ‘La revolución ha significado muchísimo en nuestras vidas. Yo vine por la revolución y le serví. Pero habiendo estado presa de la dictadura de Videla, no puedo entender cómo me persigue un gobierno de izquierda. Son contradicciones muy difíciles. Yo nunca tuve un cargo en el partido ni lo aspiré. Trabajé en centros de salud, hospitales, fui médica de los más pobres del mundo, llegué a dirigir una unidad de cuidados intensivos., en mis manos se murieron centenares de mujeres por aborto durante la revolución. Yo no aprendí estas cosas en un manual de feminismo, sino en la historia cotidiana. Y luché contra todos los gobiernos de derecha que tuvo este país: Violeta Chamorro, (Enrique) Bolaños y (José Arnoldo) Alemán. Estoy haciendo ahora lo mismo que hice toda la vida, nada contradictorio. Por eso no puedo creer que esto que tenemos ahora se llame sandinismo.’

Link para leer la entrevista a Ana María Pizarro:

http://www.artemisanoticias.com.ar/site/notas.asp?id=50&idnota=7169

Anuncios

One Response to ‘El cuerpo de las mujeres fue y es negociado’

  1. Gabriel dice:

    Ortega es un traidor de la revolución, violador durante años de su hijastra y machista recalcitrante, y como cosa habitual en los de su calaña en contubernio con la iglesia que donde se trate de desconocer y atropellar la dignidad de la mujer hay esta lista.
    Una vez más utilizando el cuerpo la libertad y la dignidad de las mujeres como moneda política y justamente entre un violador y los representantes y perpetradores de todas las violaciones de las dignidades humanas.
    Espiritualmente y de corazón con la Médica Ana María Pizarro, mujer valiente, dedicada y honesta quien entrega su vida, sus ideales, sus servicios como científica y su lucha revolucionaria en aras de una sociedad mejor.
    Cómo duele que una ves más en la vida prime el machismo sobre la conciencia y alguien que alguna vez tuvo un ideal y un protagonismo por la libertad termine convertido en un vil traidor, un mercenario, un depredador igual a los que decía combatir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: