Argentina: un cura de ese país participa en una marcha por el matrimonio homosexual

Juan Luis Sánchez/Periodismohumano

El cura católico argentino Nicolás Alessio participó el pasado jueves en una marcha a favor del matrimonio homosexual por el centro de la Córdoba de su país. En el momento de los discursos, tomó la palabra:

“Esto es diversidad. Esto es colorido. Esto es belleza. Esto es alegría. Fantástico. Primero quiero perdir perdón por pertenecer a una institución que no termina de convertirse al evangelio de Jesús, a un Jesús que jamás condenó la homosexualidad y jamás condenó el matrimonio homosexual, pero sí a los soberbios, a los poderosos, a los que discriminan”

Nicolas Alessio termina con una reflexión: “Los dioses son más plurales que nosotros; son un arcoiris de diversidad”. Son 8 minutos que desafían la autoridad de la Iglesia Católica, concretamente la del jefe directo de Alessio, el arzobispo Carlos José Ñáñez, que ya no sabe cómo mantener a esta descarriada oveja dentro del redil. En los portales de información católica le acusan de “indigno” y llaman a la recogida de dirmas para que Monseñor Ñañez haga algo.

En Argentina, la Federación de Gays, Leasbianas y Transexuales ha conseguido “las adhesiones de alrededor de 17 sacerdotes católicos y algunas congregaciones religiosas de monjas”, nos cuenta Marcelo Márquez, que trabaja en asuntos religiosos para esta organización y con el que hemos cruzado algunos e-mails.

P: ¿Qué peso tiene la Iglesia Católica en Argentina para la aceptación social de la homosexualidad?

R: Su discurso pesa, quizás menos en los grandes centros urbanos, pero a medida que uno se aleja de estos centros, este discurso pesa más. Y sigue contruyendo homofobia que se expresa en el trato discriminatorio que lleva hasta el asesinato de personas de nuestro colectivo. No es un discurso menor, inocente y no hay que subestimar el poder económico y de relaciones con que cuentan. Los países latinoamericanos somos sociedades en las que el discurso religioso es importante para su población general y media y a la vez esto mismo es utilizado por los sectores de poder, entre ellos la misma jerarquía católica y los sectores más reaccionarios de la institución como el Opus Dei o evangelistas pentecostales de tinte fundamentalista.

P: En orígen, los cristianos eran “los diferentes”…

R. Sí, la Iglesia surgió de una minoría distinta del hegemónico del judaísmo y el imperio romano. La gran diversidad de espiritualidades, carismas y estados de vida en la iglesia dan cuenta de la consonancia con lo diferente. El aferrarse al poder, al privilegio institucional, al verticalismo, al clericalismo, incluso al machismo y el heterosexismo, son más opuestos a los valores cristianos.

P: ¿Hay alguna corriente que haya defendido expresamente los derechos de los homosexuales dentro de la Iglesia?

R. Lamentablemente no, no existe una corriente determinada que defienda expresamente los derechos del colectivo LGTB, porque éste último siempre buscó separarse de una institución tan militantemente violenta con ella. Fuera de la Iglesia católica hace años extiste la Teología Queer, pero el peligro de ésta es que se transforme en elitista y no sea capaz de atravesar los intersticios dejados por la institución, para comenzar a construir un discurso positivo y liberador de la homosexualidad en la Iglesia.

Link para leer el reportaje completo:

http://periodismohumano.com/sociedad/curas-de-una-iglesia-arcoiris.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: