Sudáfrica prueba el condón femenino ‘atrapa violadores’

DISPOSITIVO “CON DIENTES” CONTRA AGRESIONES

Una idea original y sin complicaciones podría acabar pronto con los asaltos sexuales, o al menos hacer que el violador de turno se lo piense dos veces antes de abordar a su víctima.

El artilugio, que se acaba de convertir en la última esperanza de los 25 millones de mujeres sudafricanas, es el ‘condón femenino con dientes’, oficialmente el Rape-aXE, un invento revolucionario que se está poniendo a prueba estos días en el país anfitrión del Mundial de fútbol uno de los lugares con mayores índices de abusos sexuales del planeta con medio millón de violaciones al año.

La idea salió de la cabeza de la doctora Sonnet Ehlers, una sudafricana que cuando hacía sus primeros pinitos en Medicina -hace 20 años- se quedó horrorizada al tratar a una paciente que acababa de ser violada. “Era un cadáver que respiraba. Sus ojos estaban muertos”, afirma la doctora, a quien se le quedó grabada la única frase que la mujer atacada consiguió pronunciar: “Si tuviera dientes ahí abajo…”. Ese día juró que haría algo por acabar con una lacra que convierte a cualquier individuo en una víctima potencial y que no entiende de color, país o estatus social.

El afán de la doctora Ehlers por ayudar a las mujeres que han pasado por el trauma de la violación se tradujo muchos años después en Rape-aXe [en inglés, violación-hacha], un pequeño artilugio aparentemente inofensivo, pero mordaz. El condón ‘atrapa violadores’ funciona de la siguiente forma: la vaina de látex se inserta en la vagina femenina de la misma manera que un tampón y, en caso de penetración, el pene queda atrapado gracias a dos ranuras interiores dentadas que causan un agudo dolor e imposibilitan que el miembro del ofensor pueda salir. El dolor que sufre el agresor -ahora convertido en víctima- da margen a la víctima original para escapar o hacer correr la voz de alarma.

El violador, que mientras tenga el condón aferrado a su sexo no podrá orinar y andará con muchas dificultades, solamente podrá desprenderse de la trampa con una pequeña cirugía, lo que le obligará a acudir a un centro médico para tratarse, facilitando así su identificación y posterior detención. Curios

Link para leer la noticia completa:

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/06/23/mujer/1277317578.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: