China: la Universidad de las Mujeres Rurales

Wu Qing, a sus 73 años, trabaja diariamente en la formación de mujeres jóvenes de las regiones rurales chinas, donde el crecimiento económico no ha llegado. Desde cursos de peluquería a carreras universitarias para que, entre otras cosas, esta sociedad deje de preferir tener hijos varones.

En China a la situación de la mujer rural todavía le queda mucho por mejorar y que se equipare a la que vive en la ciudad. Por ejemplo, el sueldo medio es tres veces menor en el campo que en las urbes del país asiático. Gracias al trabajo que hacen desde organizaciones como el Centro de Educación para Mujeres Rurales de Pekín, muchas comienzan a saber los derechos y responsabilidades que tienen en la sociedad.

Una de las fundadoras del Centro es la activista china que lucha por los derechos de la mujer Wu Qing, de 73 años, natural de la provincia de Jiangyin, que consiguió en 2001 el Premio Ramon Magsaysay al Servicio Público, considerado como el Premio Nobel Asiático, y que la convirtió en la primera mujer en obtenerlo.

Esta profesora hace hincapié en que “lo primero y más importante es educar a las mujeres del campo a ser buenas personas y a que ayuden a todo el mundo, ya que nuestra idea no sólo es enseñar como ser una buena camarera y ganar dinero, sino una manera de vivir que pueda mejorar su situación en la sociedad”.

Wu ha trabajado durante más de 40 años en la Universidad de Lenguas Extranjeras, además de estar comprometida con mejorar los derechos de la mujer. También es diputada de la Asamblea Popular de la capital china, lo que le permite votar las leyes y las políticas propuestas por el gobierno de esta ciudad después de celebrar reuniones abiertas al público, que le pide solución a sus problemas y los casos de injusticia que sufren.

Pero sobre todo, Wu lucha por la igualdad entre la mujer y el hombre, denunciando que los hombres chinos son educados para que prefieran tener hijos varones, la comida de mejor calidad que reciben los hombres en el campo, que ellos sean los encargados de tomar las decisiones importantes de la familia o que los chicos reciban 6,7 años de educación frente a los 4,8 que reciben las chicas de media.

En octubre de 1998, Wu junto a Xie Lihua, editora de la revista “Mujeres Campesinas”, la primera en su categoría dirigida a la mujer rural, pusieron en marcha este proyecto para ayudar al grupo de mujeres rurales que no poseen ningún tipo de formación y que proceden de familias muy pobres. Las dos mujeres vieron que tras la apertura económica en China, las mujeres del campo debían aprovechar el cambio de sistema, pero la falta de formación y de conocimiento de sus derechos eran unos grandes obstáculos.

Link para leer el reportaje completo:

http://periodismohumano.com/mujer/la-universidad-de-las-mujeres-rurales-chinas.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: