Venezuela: una vuelta al parto natural, Táchira

Genny Morales, la presidenta de la Fundación de la Familia Tachirense señala que uno de los objetivos del programa “Madre Feliz” es cambiar la concepción del parto natural como una experiencia traumática y recuperar la capacidad y la confianza de la mujer en la propia naturaleza.

Destaca que el parto es un momento especial y mágico, en el que se crean las condiciones para que se produzca el vínculo madre-hijo, que tiene consecuencias duraderas sobre el desarrollo emocional del bebé. Pero que la experiencia de años y la información que hemos recibido de otras mujeres que han dado a luz o de lo que observamos a través de los medios de comunicación sobre partos naturales, no parecen tener nada que ver con una experiencia agradable.

En el parto medicalizado, en el que padres y médicos deciden por el infante el momento en el que éste va a nacer, la tecnología ha venido sustituyendo la fisiología de la mujer. Lo que propone Madre Feliz es poner nuevamente la técnica al servicio de la naturaleza, y devolver la tecnología al lugar que le corresponde: las complicaciones, los casos de riesgo.

Los partos hospitalarios ocasionan en las mujeres un fuerte estrés físico y emocional que dificulta la fisiología y evolución del parto. Las hormonas del estrés inhiben la producción de oxitocina, hormona que dirige el parto, y además contraen la musculatura, por lo cual la dilatación se bloquea y el parto se hace más doloroso.

Por eso, Morales señala que el proyecto Madre Feliz, además de la formación previa en cuanto a técnicas de respiración y relajación para controlar el dolor en el momento del parto, tiene como objetivo inaugurar en el mes de noviembre la primera “Casa de Parto Natural” del Táchira.

Antes de fin de año tenemos que inaugurar esa casa en la que se manejará otras concepciones del trabajo de parto. La idea es que pueda asistir la familia o por lo menos un acompañante con la debida preparación, y ofrecer allí las diferentes técnicas de parto natural que se están implementando en el mundo. Este sería el primer intento serio y planificado y público de esta naturaleza en Venezuela, destacó.

Esta primera casa de parto natural estaría ubicada en la comunidad de Puente Real, y allí esperan tener todas las técnicas; como el parto en agua, con ligas, y en general dar las condiciones para que la mujer tenga la libertad de dilatar y parir en la postura que se sienta más cómoda: en cuclillas, sentada, “a gatas”, de lado, colgada de alguien, de pie, o cualquier otra que su instinto le indique que es la idónea.

Este proyecto espera además descongestionar la red asistencial y reservar las salas de parto del Hospital Central para pacientes con graves problemas. Posteriormente esperan inaugurar otra en el barrio 23 de Enero, y luego para la parte alta de la ciudad, pero evalúan si en Barrio Sucre o Palo Gordo.

Fuente:

http://diariodelosandes.com/content/view/117096/105693/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: