Palabra de Mujer: Mirando al interior del feminismo latinoamericano y del Caribe (y IV)

Escenas de ritual colectivo

Escenas de ritual colectivo

En su manifiesto titulado “Apuntes para un balance de la expresión del feminismo en la región y México”, presentado en la inauguración del XI Encuentro, las feministas socialistas dejaron planteada, de una  vez, la discusión abierta entre radicales, marxistas y anticapitalistas sobre cómo aproximarse a los problemas actuales del movimiento feminista y a las necesidades que enfrenta la sociedad. Las socialistas también convocaron a un encuentro para debatir su propuesta feminista  de izquierda, necesaria para transformar el sistema capitalista, que garantiza la pervivencia del modelo patriarca opresor. Sobre esto versa la edición de hoy. Con esta entrega concluimos el reportaje-cobertura del XI Encuentro, de la compañera feminista Carmen Teresa García, quien asistió al evento, y que este espacio de la mujer ha difundido en cuatro ediciones consecutivas.

Las Feministas Socialistas

Por: Carmen Teresa García R.*

Mientras  se desarrollaba la marcha que cerraba el XI Encuentro (20/3/2009), comenzaba el  “Encuentro Feminista y del Caribe de Trabajadoras de Izquierda, Socialistas y Comunistas como el feminismo proletario”, en la sede del sindicato independiente de  la Universidad Metropolitana, Ciudad de México. Con una convocatoria de 30 mujeres de varias nacionalidades, donde prevalecían las mexicanas.

El feminismo-socialista se inició con gran impulso durante la década de los 70 del siglo pasado; fue desarticulado junto con los grandes movimientos de trabajadores/as, populares, raciales y tercermundistas (entre éstos, el latinoamericanista), que se encontraban en un proceso de ascenso en el período.

Después de dicha desarticulación, alrededor de la segunda mitad de los 70 y la segunda de los 80, se implantó durante los 90 la globalización económica con su ideología neoliberal-posmoderna, impuesta por el mundo unipolar norteamericano, pero, integrando a las corrientes sociales reformistas y oportunistas que quedaron después de la desestructuración de dichos movimientos sociales.

Hay que explicar las razones de por qué se desvió aquel feminismo que luchaba por una profunda transformación social hacia un feminismo que está totalmente integrado a dicho sistema de opresión, es decir, la fusión del feminismo burgués derechista e izquierdista oportunista con el neopatriarcal-capitalista, que finalmente ha convertido a éste en agente del mismo sistema contra las propias mujeres.

otro_mundo_es_posiblePor lo cual, en el XI Encuentro, formularon invitación  las feministas socialistas, para reunirnos, intercambiar opiniones y discutir sobre la urgente necesidad de un feminismo revolucionario en la construcción de una nueva sociedad, a la luz de la actualización de la perspectiva feminista marxista iniciada durante los 70.

La responsable de esta convocatoria, Yan María Yaoyólotl Castro, integrante del grupo  “Lesbianismo Feminista Comunista”, comenzó  por explicar la importancia de esta reunión en el momento actual en que se desarrolla  el brutal colapso del sistema capitalista-patriarcal a nivel global y el derrumbe de su estructura económica, política y social, así como también, ecológica, cultural, sexual, psíquica y espiritual, llamada: “Civilización Occidental” (primermundista, blanca, racionalista, urbana, androcéntrica, judeo-cristiano-islámica), edificada con base a dos pilares fundamentales de la opresión social: la propiedad privada y la división del trabajo, que hacen posible la explotación humana y que se refuerza con  la integración cada vez más profunda del feminismo-derechista (burgués procapitalista, generista y queer) a dicho sistema.

Ante esto, es urgente una respuesta feminista de las mujeres -y hombres- proletarias/os que luchan junto con los demás sectores sociales explotados obreros/as, campesinos/as, indígenas, negro/as, mujeres, migrantes, desempleados/as, tercermundistas, amas de casa, ancianas/os; niñas y niños, entre otros/as, hacia la construcción de una organización internacional justa.

Se comenzó con un recordatorio a las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez  en particular a las hijas de dos participantes (Chelita y Rubí) y el compromiso de seguir trabajando contra la violencia hacia las mujeres. Otras experiencias resaltantes  fueron las experiencias de las comunas en El Salvador, Veracruz, Dinamarca,  como  formas alternativas a los estilos de vida y de consumo que impone el neo-capitalismo patriarcal.

Dentro de este contexto, en cuatro horas y media que duro esta reunión,  pudimos hablar casi todas, entre otras salvadoreñas,  venezolana, mejicanas (de diferentes estados de la nación), que relamujer-proletariataron experiencias de vida generado discusiones y propuestas.

Igualmente hubo mucho interés y se intercambió ideas sobre el proceso bolivariano venezolano y las mujeres, sobre el reciente triunfo electoral en El Salvador y algunas experiencias prácticas de trabajos comunitarios (ingeniería sanitaria).

Se concluyó con algunas propuestas como la de formar una red para socializar el  trabajo de base e intercambio virtual de experiencias prácticas en las comunidades y en la vida cotidiana de cada una.

Para finalizar: algunos puntos conclusivos del XI Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe.

  • La diversidad y pluriculturalidad  estuvo presente en el XI Encuentro Feminista, con voces, pensamientos y prácticas (autónomas, comprometidas, institucionales, capitalistas, socialistas, etc.); con diferencias, similitudes, conflictos, malestares que  se hicieron presentes  y con ello  reflejaron la realidad  de las mujeres de  América Latina y de El Caribe y el  avance y retrocesos  de los movimientos feministas.
  • La presencia de diferentes corrientes del feminismo. En este sentido informo que aún cuando en las actividades independientes que se dieron en los tres encuentros en el marco del XI Encuentro, muchas mujeres plantearon la necesidad de seguir siendo un movimiento anticapitalista, esto  no fue reflejado en las conclusiones finales; fue esgrimida la argumentación   que el problema de fondo subsistirá, pues el capitalismo y el patriarcado coexisten y se refuerzan mutuamente.
  • No obstante de que se habló del fundamentalismo económico, la tendencia implícita -por lo que quedó plasmado en las conclusiones- refuerza más al feminismo  liberal derechizante.
  • En los tres encuentros que se efectuaron se planteó el fortalecimiento del actuar político del movimiento; en el primero (Feminismo Autónomo) se expresó una diversidad de posiciones, que van desde el feminismo que no apuesta a las grandes masas, sino a un cambio revolucionario, hasta grupos que apuestan por un feminismo  comunitario. No obstante esta diversidad, se llegó a plantear y discutir que es la hora de articularse haciendo alianzas con los pueblos oprimidos y con los movimientos sociales transformadores anticapitalistas porque no existe capitalismo humanitario.

La hora actual está exigiendo a las mujeres  feministas comprometernos con nuestra realidad, pues no podemos seguir trabajando solo alrededor de nuestros pequeños grupos sino realizar alianzas con los otros sectores oprimidos y movimientos sociales si queremos trascender como movimiento social.

Los debates pendientes

2009-627La relación del feminismo y la izquierda, las tensiones entre el denominado feminismo autónomo y el denominado feminismo institucional, la tensión entre las posturas que proponen integrar o excluir a los hombres del feminismo, sostener el liderazgo de las identidades y sus agendas en el propio movimiento, el riesgo de  la autonomía de nuestro movimiento y la relación del movimiento con las organizaciones donantes nacionales e internacionales, la necesidad de establecer prácticas de transparencia y rendición de cuentas que alejen la satanización del dinero y las desconfianzas entre nosotras.

En fin, la asistencia al Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe,  se puede  aprovechar si participa un número suficiente de mujeres  por país ya que  la diversidad de  actividades en el marco del mismo se realiza simultáneamente. Por Venezuela sólo asistimos dos personas, una mujer  indígena  wayuu, Librada Pocaterra,  y mi persona.

*Feminista. Socióloga. Docente. Investigadora. ULA. Venezuela

Palabra de Mujer. 3 de mayo de 2009. Diario de los Andes. Publicado provisionalmente en el blog Apalancando…  por confrontar problemas técnicos con el portal Apalancar

Anuncios

2 Responses to Palabra de Mujer: Mirando al interior del feminismo latinoamericano y del Caribe (y IV)

  1. […] VENEZUELA Feministas TramandoMovimiento de Mujeres o Mujeres en Movimiento: el caso de VenezuelaFeminismo: un Movimiento SocialNuestro Socialismo ¿Feminista?Feminismo y Socialismo: aportes teorico-prácticos en Venezuela 1999-2009Recuperando la Radicalidad del Feminismo LatinoamericanoSENOSAYUDAFundamujerCiberfeminismoFeminismo y Sexodiversidad: debates para la reforma constitucionalPalabra de Mujer […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: