Lydia Cacho: Con el modelo de mujer hipersexualizada ganarán las mafias sexuales

junio 8, 2010

La escritora y periodista mexicana Lydia Cacho considera que si la sociedad no cambia los modelos hipersexualizados en los que se miran muchas mujeres y adolescentes, “la industria del sexo comercial y las mafias van a ganar la batalla”.

Lydia Cacho, que presentó en España “Esclavas del poder”, su último trabajo periodístico sobre la trata sexual de mujeres y niñas, alertó hoy, en una entrevista con Efe, sobre el “enfoque equivocado” que, en su opinión, se está dando a esta lacra.

“Estamos dándole un enfoque policíacoo, de crimen organizado”, afirmó Cacho, convencida de que es la sociedad la que debe actuar.

Así, propuso varias iniciativas, como “sabotear” a los medios de comunicación que, por un lado, “cubren las noticias sobre la trata de personas y, por otro, publican los anuncios donde se comercia con mujeres”.

En “Esclavas del poder”, Cacho narra cómo actúa la delincuencia organizada o la corrupción y afirma que “mafiosos, políticos, militares, empresarios, industriales, líderes religiosos, banqueros, policías…, conforman una enorme cadena en el mapa internacional del crimen organizado que ha existido durante siglos”.

Según esta periodista, conocida por su activa defensa de los derechos de las mujeres, “cada año, 1,3 millones de personas en todo el mundo, en su mayoría mujeres y niñas, son sometidas a esclavitud sexual”.

La escritora invitó a los padres a no eludir su responsabilidad ante los modelos propiciados por la televisión, el cine y la música, que encarnan las ídolos de las jóvenes, y observa que “buena parte” de ellas, sobre todo europeas, participan en una cultura en que lo “chic” y lo “in” es convertirse en prostituta o vender el cuerpo un rato para conseguir buena ropa.

Un fenómeno, añadió, que también se extiende a otros continentes como el americano, y puso como ejemplo a Colombia y su exitosa serie “Sin tetas no hay paraíso”.

La periodista, que más de una vez se disfrazó para llevar a cabo su trabajo de cinco años, relata que “las mafias de esta trata encontraron la clave al descubrir que no necesitan atrapar a las mujeres ni inducirlas a las drogas, sino convencerlas de que lo mejor es convertirse en prostitutas” ante la falta de oportunidades en los países subdesarrollados.

Y en el mapa de esta lacra, Cacho sitúa a Asia como “el continente de mayor consumo y beneficio económico” a costa de estas personas, seguido de Latinoamérica, con países como Colombia, Venezuela, República Dominicana, así como el Caribe, como los más afectados.

Cacho destaca el caso de Cuba, donde ha viajado una veintena de veces y llevado a cabo una de las investigaciones “más duras”, tras recorrer los cinco continentes, sorteando las dificultades más inverosímiles.

“El tratante o dueño de bares de alterne paga un porcentaje al Gobierno para llevarse bailarinas, en un proceso que lo convierte en una negociación de trata de mujeres”, dijo Cacho, al referirse a la “complicidad impresionante” del Gobierno cubano.

También mencionó los casos de El Salvador, Guatemala y Nicaragua, donde, apuntó, están afincándose las mafias chinas.

Al hablar de México, Cacho destacó la participación de los carteles del narcotráfico mexicanos en la compraventa de mujeres y niñas, a las que trasladan a EEUU, cuya “doble moral” critica esta periodista.

Relata que en México encontró “pistas claras” y que entrevistó a mujeres que habían sido llevadas por carteles de la droga desde Tijuana, Durango o Ciudad Juárez, apuntando las posibles vinculaciones entre los feminicidios de Ciudad Juárez y la trata de mujeres.

La periodista, que con la publicación de “Los Demonios del Edén” desató un escándalo político en México, al inculpar de corrupción y pederastia a personalidades con importante responsabilidad pública, se mostró expectante ante la salida de “Esclavas del poder” en su país el próximo mes.

Tras recordar que “millones y millones de hombres de todo el mundo viajan a México buscando tener sexo con adolescentes”, la autora afirmó tajante que la trata de mujeres podría acabar si los hombres trataran de entender lo que hay detrás de “una jovencita de 18 o 20 años que te han traído al hotel de cinco estrellas”.

Fuente:

http://noticias.terra.com/articulos/act2364163/cacho_con_el_modelo_de_mujer_hipersexualizada_ganaran_las_mafias_sexuales/


Tratamiento de la violencia contra las mujeres en los medios impresos

junio 6, 2010

En pro de un cambio en las reseñas, crónicas e imágenes periodísticas.

Por: Teresa Sosa

Abordamos  hoy este tema porque  es parte de la cotidianidad informativa del medio impreso en nuestro país. Constituye  una especie de producto informativo que goza de mucha demanda en algunas regiones y estados, se agota a las primeras horas del día en los puntos de venta en donde la prensa escrita coloca sus ejemplares, porque dado al estilo que le han dado, ha pasado a ser parte de la cultura del espectáculo.

Planteamos en esta edición la necesidad de una mirada crítica hacia los medios de comunicación en relación  a  la violencia contra las mujeres; y en esta oportunidad ponemos el foco en los asesinatos de  mujeres en el ámbito privado o público, por el sólo hecho de ser mujeres (feminicidio), a propósito del tratamiento inadecuado que los medios impresos le han venido dando desde hace muchos años en este país.

Nuestro punto de vista, que les presentamos y les argumentamos, es una responsabilidad que consideramos nos corresponde desde la sociedad civil y desde el feminismo; de incidir activamente en el cambio necesario para que el tratamiento periodístico en el medio impreso cambie  y sea día a día parte esencial de la estrategia para enfrentar y erradicar la violencia contra las mujeres en Venezuela.

Confiadas y optimistas estamos, desde nuestra convicción de que la sensibilidad  y la responsabilidad social definen el noble oficio que los/las periodistas desempeñan, y que por lo tanto nos pondrán atención y nos escucharán sobre los pormenores, siguientes:

Escribir y difundir notas periodísticas, y mostrar fotografías de casos de feminicidios a lectores/lectoras, sin un planteamiento estratégico de la prensa escrita para contribuir a enfrentarla y erradicarla, puede provocar incluso, el efecto contrario:  insensibilidad o naturalización ante este flagelo social… ¿quién se conmueve ya ante las imágenes de mujeres asesinadas por sus maridos que aparecen en los periódicos?, ¿quién clama justicia para las mujeres cuyas fotografías colocadas  en el impreso las muestra en el suelo sobre un charco de sangre?

Es penoso decirlo, pero esa repetición de reseñas y  de rostros de mujeres asesinadas como casos aislados que aparecen en la página de “Sucesos” de la prensa escrita, está  contribuyendo a que el feminicidio se arraigue  en la mente de la gente como costumbre o un mal irremediable y es favorable para la impunidad.

Al igual que los medios impresos asumen la defensa de otros pilares de la sociedad como lo son la defensa de la Constitución o el Estado de Derecho, deben hacerse cargo también de este problema que afecta a las mujeres de la comunidad local, regional y nacional.

Viraje necesario

Los medios impresos tienen una importante responsabilidad social para enfrentar y erradicar la violencia contra las mujeres, porque se trata de un problema social mundial, globalizado, de derechos humanos, que en nuestro país está acabando con la vida de cientos de mujeres.

Para que los medios impresos desarrollen buenas prácticas en el tema de la violencia contra las mujeres, no pueden dejar de utilizar buenas prácticas en la representación, a través del lenguaje escrito y de imágenes visuales.

Asimismo, nosotras les señalamos que “Informar con objetividad” no supone en ningún caso que los medios impresos se conviertan en correa de  transmisión o repetidores de los señalamientos de instituciones públicas: la policía, cuerpos de investigación criminal, la fiscalía, tribunales de violencia contra las mujeres. Los relatos periodísticos  sobre feminicidios no pueden descansar únicamente en las fuentes institucionales y en lo que dice la vecindad.

Como informan las normas éticas profesionales, los/las periodistas deben contrastar la información con fuentes no solamente privilegiadas, sino con aquellas que puedan proporcionar otra dimensión al relato. Y esta es, precisamente, la información de calidad.

Los relatos que ayudan a la sociedad a tomar conciencia del problema de la violencia contra las mujeres, no pueden limitarse a la fase final: cuando la muerte, precisamente, acaba con sus vidas; sino que los medios deben construir otros relatos apoyándose en la variedad de géneros informativos existentes: reportajes, crónicas, documentales, artículos de opinión, y otros, que ayuden a la sociedad a posicionarse ante este problema; con contenidos y temas que son, también, infinitos.

Hay que informar  sobre lo que el Estado está haciendo para enfrentar y erradicar la violencia contra las mujeres y de lo que no está haciendo: denuncias sobre la legislación, fallos en el sistema judicial y los tribunales de violencia contra la mujer; llamar la atención sobre la impunidad, y otras situaciones.

El lenguaje

El ejercicio de la profesión periodística de esta época debería rechazar algunas expresiones y concepciones que se siguen utilizando en los periódicos  y que se asientan en  concepciones de antaño, de un lenguaje del periodismo que ya tendría  que desecharse.

El ejercicio del periodismo del siglo XXI en Venezuela, tiene que ponerse al día sobre las nuevas acepciones que describen situaciones que deben ser nombradas con el lenguaje de género, que ha sido  reconocido e incorporado por organismos internacionales de derechos humanos, como lo es el término Feminicidio.

Lo que encontrarán magníficamente explicado, periodistas, profesionales del Derecho y otras profesiones interesadas en conocer a profundidad sobre este tema, bajando de Internet la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado mexicano por los casos de feminicidios en Campo Algodonero, Ciudad Juárez, México (noviembre 2009).

Lo que hace falta en los periódicos

Desarrollar campañas anuales -en fechas emblemáticas como el 8 de Marzo, y Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres- que enfaticen para que se haga realidad la ‘tolerancia cero’ de la sociedad con respecto a la violencia que sufren las mujeres; destacando la importancia de sentencias como la de Campo Algodonero para todos los países, que constituye en la primera década del siglo XXI un importante precedente para la realización de la justicia de género en el mundo entero, porque orienta de manera detallada, bien documentada y fundamentada, cómo debe actuarse. La sentencia toma en cuenta tratados internacionales diversos, como la Convención de Belem do Para y la Convención  Interamericana sobre los Derechos Humanos.

Nosotras hacemos hoy énfasis en el aspecto jurídico, porque lo peor que está sucediendo ante los crímenes de mujeres por el sólo hecho de serlo, es la impunidad de que gozan los agresores o criminales, tanto en los casos de violencia pública como en los casos de violencia privada.

En este sentido, la prensa escrita puede ayudar mucho, haciendo llamado continuo, insistiendo,  para que las víctimas  puedan llegar a tener verdadero acceso a la justicia y que sus casos sean juzgados.

Ampliar el foco

Es preciso también que los medios impresos y sus periodistas tomen en cuenta, y no olviden, que el feminicidio es sólo el último eslabón en la cadena de la violencia contra las mujeres, pero que hay muchas otros tipos de violencia de las que ni siquiera se habla en la prensa escrita.

En la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una vida Libre de Violencia (2007) están contenidas 19 tipos de violencia; algunas de ellas son las siguientes: acoso sexual, violencia laboral, violencia patrimonial y económica, violencia obstétrica, violencia mediática, violencia doméstica, amenaza, violencia psicológica.

Por otra parte, es también necesario para los/las periodistas hacer análisis crítico en el ámbito de la publicidad sexista-machista, que tanto daño hace, y formular, sugerir, tipos de publicidad no sexista

Por ello, la Plataforma de Acción de Beijing 1995 señala como uno de sus objetivos:  “Alentar a los medios de comunicación a que examinen las consecuencias de los estereotipos que se perpetúan en los anuncios publicitarios que promueven la violencia y las desigualdades de género”.

Difundir que es necesario un nuevo tipo de educación y coeducación en valores igualitarios, así como un sistema de justicia con jueces/juezas  y operadores jurídicos que tengan vocación y estén preparados para dar esta batalla contra la violencia machista.

Hacer énfasis, reclamo al Estado, para que se avance en lo tocante a la recolección de datos y estadísticas referentes a la violencia contra las mujeres, que en nuestro país está en cero, porque eso, la carencia de datos completamente fiables, contribuye a la impunidad.

PDM_06_06_2010_EDICION IMPRESO DIARIO DE LOS ANDES EN FORMATO PDF


Cuba: Género y Comunicación con muchas miradas

diciembre 8, 2009

Por: Aloyma Ravelo

Fotos: Inda

El Taller regional para elevar la conciencia de género a través de los medios de comunicación, que reunió en La Habana (30 de noviembre al 4 de diciembre) a una treintena de latinoamericanas y cubanas, periodistas y especialistas en el tema, contó con un marco de reflexión teórica e intercambios de experiencias, que pusieron todas las miradas en la necesidad de un periodismo con enfoque de género, y cada día menos sexista y más incluyente.

Quienes participaron  en el evento, que sesionó por cinco días en el Instituto Internacional de Periodistas,  tuvieron expresiones muy elogiosas  sobre este encuentro.

Coincidieron que había servido no solo para intercambiar experiencias y debatir sobre temas cruciales que afectan a las mujeres, sino que fue marco propicio para  renovar aprendizajes, adquirir nuevos saberes  y maneras de poner en práctica, con enfoques actuales, la comunicación con perspectiva de género, para ir creando nuevos paradigmas más justicieros que destierren la vieja socialización de estereotipos discriminatorios, en el ejercicio cotidiano de la profesión.

Varias conferencias magistrales atrajeron la atención como la de la argentina Lidia Fagale, responsable del Observatorio de Medios, quien explicó de manera precisa que los grandes agobios de este mundo hablan más de un cambio de época que de una época de cambios, y que por ello se impone, justamente, nuevos paradigmas.

Ella recordó que si bien son innegables ciertos avances legislativos a favor de las mujeres, en materia laboral, educacional y educativa fundamentalmente, todavía no se corresponden con la realidad que viven hoy millones de mujeres.

Los efectos de la debacle económica en el ámbito laboral pesa particularmente sobre las mujeres, quienes son uno de los sectores más afectados de la combinación fatal de viejas  y persistentes desigualdades  y nuevos estadios de desigualdad y discriminación, reconoció la experta.

Basta decir que de los tres mil millones de desempleados en el mundo en 2008, mil 200 millones son mujeres, y también se prevé un incremento en la tasa de personas sin mercado laboral para el año que se avecina, y más de la mitad, se evidencia que serán mujeres, dijo.

En las condiciones actuales, todo esto significa mayor concentración de las riquezas, y más calamidades para las mujeres, comentó Fagale, quien al referirse a la situación y condición de las comunicadoras en América Latina y el Caribe, expresó que si bien existen 60 mil mujeres que ejercen el periodismo y la comunicación,  la desigualdad salarial es una regla constante, no se cumple la demanda de a igual trabajo, igual salario, y esta brecha no solo persiste, sino que se agudiza.  Existen datos que hablan de una diferencia hasta de un 30 por ciento menos de salario.

También recordó la desigual oportunidad que tienen las mujeres de ascenso a los cargos de dirección,  y persiste la tendencia a limitar la movilidad de las periodistas para que obtengan puestos de mayor responsabilidad.

La presencia transversal de la problemática de género, en coexistencia con las relaciones de clase, edad  y etnias, exige nuevas respuestas y retos, comentó Lidia Fagale, del Observatorio de Medios de Buenos Aires, Argentina.

En este encuentro, auspiciado por la cátedra “Mirta Aguirre”, la Oficina de la UNESCO en La Habana y el Programa Internacional para el Desarrollo de la Comunicación, también se desarrolló un Foro virtual sobre el tratamiento de tema de la violencia de género contra la mujer, y “Volver a mirar” fue el título de la muestra fotográfica presentada por el fotorreportero ecuatoriano Eduardo Valenzuela.

De la comunicación alternativa, de la periferia al centro, fue el tema de la conferencista mexicana Marta Canseco, quien dirige en su país  el Proyecto de Televisión Independiente A. C. que cuenta ya con diez años.

Durante la clausura se anunció asimismo la realización, en el próximo febrero, del diplomado de Género y Comunicación, así como para mayo el 9no Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación, que por esta vía también estamos convocando a todos y todas las interesadas.


Italia: 10.000 mujeres protestaron en Roma contra la explotación económica y política del cuerpo

noviembre 30, 2009

Palabra de Mujer/redacción

Varios miles de mujeres (10.000 según las organizadoras) se han manifestado en Roma “contra la violencia machista y la explotación del cuerpo de las mujeres con fines políticos y económicos”. Han pedido una escuela que eduque en la convivencia civilizada entre los sexos, libertad de elección sexual, menos homofobia y menos racismo. Las manifestantes portaban un solo cartel. Decía “BASTA”.

Las miembras de organizaciones feministas y lesbianas han reiterado que las cifras oficiales de la violencia machista en Italia revelan una situación dramática. Casi siete millones de mujeres de entre 16 años y 70 años han sufrido agresiones o maltrato al menos una vez en su vida. Ocho de cada diez son agredidas en casa, por maridos, novios, padres o parientes. Un millón ha soportado una violación o un intento de violación. Solo un 2% denuncia los ataques.

En los doce meses previos a la encuesta del Instituto de Estadística (ISTAT), medio millón de mujeres habían sufrido violencia. En Roma, los datos muestran un aumento espectacular. Los casos de violencia sexual aumentaron en 2008 un 52% respecto a 2007. La prostitución y pornografía infantil, un 70%.

Todo ello sucede en el silencio y la impunidad. El jueves, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, pidió acciones urgentes y “rigor sin indulgencia” para frenar “la violencia, la prepotencia y la intimidación”. Y llamó a combatir “la imagen vulgar de la mujer, meramente consumista, que trasmiten la televisión y la publicidad”.

Sabina Ambrogi, guionista de televisión y especialista en la representación de la mujer en los medios, explica que el caso italiano es “especialmente desolador porque no hay alternativas culturales al modelo patriarcal que desde hace 30 años ha construido la televisión privada”.

Ese modelo, explica, “representa a la mujer como un pedazo de carne portaobjetos, carente de cerebro, obligada a estar siempre disponible”. Con la complacencia de de la Iglesia y de la política, “se ha creado una industria, no ya del entretenimiento sino del marketing, que es pornografía pura y modifica la idea de libertad femenina: debéis gozar y atraer a los hombres, no importa si estudiáis o no

La imagen de la mujer en los medios de Berlusconi

Sabina Ambrogi, autora de televisión y especialista en medios de comunicación y representación femenina, ha dirigido una serie para el canal Red sobre el machismo televisivo en Italia, en la que revela las claves del modelo patriarcal impuesto por la industria cultural y del ‘marketing’. Uno de los vídeos, que ha sido colgado en Youtube con subtítulos en castellano, resume algunos ejemplos de la imagen de la mujer en el universo de las televisiones de Silvio Berlusconi.

FUENTE: Miguel Mora, El País, Madrid, 29/11/2009


España: visibilizando la violencia simbólica

noviembre 24, 2009

Con motivo de la celebración del  25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, la Plataforma por los Derechos de las Mujeres (Amnistía Internacional, Consejo Provincial de la Juventud, Izquierda Unida, JOCE, Asociación de Mujeres “Dolores Ibárruri”, Universidad Popular y personas a título individual), Universidad Rural Paulo Freire y Centro de Desarrollo Rural de Mujeres de Carrión de los Condes, organizaron conjuntamente un programa de actividades bajo el título “SEXISMO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Un virus sin erradicar en el siglo XXI”.

Las Jornadas dieron comienzo el  18 de noviembre en Palencia, que contó con la presencia de la Doctora en Ciencias de la Información y Profesora del Campus Universitario de Segovia, Susana de Andrés del Campo, quien habló de la Violencia simbólica en la iconografía de comunicación actual.
El 19 de noviembre, en Carrión de los Condes, fue Miguel Ángel Arconada Melero, profesor de Enseñanza Secundaria y miembro del grupo de Hombres por la Igualdad de Palencia, quien impartió una charla-taller sobre La publicidad: la desigualdad que no cesa.

Y el 27 de noviembre, viernes, en Amayuelas de Abajo, estarán presentes Silvia Pérez y Fernando Marías, editores del libro “5 x 2 = 9; Diez miradas contra la violencia de género”, que  hablarán de la Literatura por compromiso y contra la violencia de género.

Pondrá punto y final a estas jornadas – que no a las actividades de la Plataforma que cada miércoles último de mes seguirá concentrándose en la Plaza Mayor en recuerdo de las víctimas de la violencia de género y reivindicando más recursos para la atención integral a éstas – la la concentración que se llevará cabo el día 16 de diciembre, miércoles, en la Plaza Mayor de Palencia bajo el lema “Un dibujo en contra de la violencia de género”, en la que estarán presentes artistas acompañando a las organizaciones patrocinantes para expresar también su repulsa a la violencia contra las mujeres.

Fuente: Area de Educación. Universidad Popular de Palencia. España.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 98 seguidores