Juana Manuela Gorriti: la escritora patriota

Por: Teresa Sosa

Juana Manuela Gorriti forma parte de las mujeres ilustradas del siglo XIX que en Latinoamérica se constituyeron en vanguardia de la liberación y autonomía de la mujer. Esta escritora tiene a su vez la particularidad de haber llevado a  su obra temas históricos relacionados con su vida. Hoy le dedicamos una breve reseña.

Juana Manuela Gorriti es una de las novelistas latinoamericanas más renombradas del siglo XIX, famosa  por sus más de setenta novelas, memorias, biografías, colecciones de cuentos y sus salones literarios.

La originalidad de Gorriti consiste  no solamente en la producción literaria de inmensa cantidad de relatos  cuyo interés perdura hasta hoy, sino en la fusión extraordinaria de su propia voz personal con los temas históricos de sus narraciones; combinó sus propias memorias y autobiografía con la ficción.

En su obra la épica patria, la biografía, la escritura memorialista y la ficciónvan a converger para escamotear los datos privados y elaborar el encomio de su genealogía. Recopilar y ordenar los sentidos que labraron su apellido en el mapa nacional será una tarea constante.

Con el nuevo interés en las formas híbridas de la expresión narrativa, y con más admiración por las mujeres transgresoras y desobedientes, sus libros se editan de nuevo y se comentan con gran entusiasmo.

Cristina Iglesia, en su prólogo a El ajuar de la patria: Ensayos críticos sobre Juana Manuela Gorriti (1993), observa que “sin duda la mayor audacia de Gorriti consiste en postularse como escritora patriota y narrar desde allí la leyenda nacional. Escribe sobre ‘cuestiones de hombres’ y, al hacerlo, entabla con los escritores una disputa. Toda su obra puede leerse como la voluntad de sostener este desafío.”

Primeros años

Juana Manuela Gorriti nació en la hacienda Los Horcones, provincia de Salta, Argentina, el 15 de junio de 1818, en el seno de una familia de la clase alta dedicada a la causa de la independencia. Hija de de Felicita de Zuviría y de José Ignacio Gorriti, general de la contienda independentista  y posteriormente  gobernador de Salta en dos ocasiones.

Parece que Gorriti nació rebelde y prosiguió durante toda su vida el camino –literalmente, por ser viajera casi constante– de desafío al conformismo.

Cuando tenía seis años la niña fue llevada a  Salta  para estudiar en una escuela convento, pero como no pudo tolerar que la encerraran, se enfermó y poco tiempo después volvió a su casa, acabando así su educación formal. Se convirtió en una lectora ávida de cualquier libro que caía en sus manos, y escribía cuentos desde muy joven.

En noviembre de 1831, después de varios años de guerra civil, el general Gorriti se fue al exilio en Bolivia con su familia y se estableció en Tarija y después en Chuquisaca, donde murió en 1835.

En 1832, la joven Juana Manuela Gorriti conoció a Manuel Isidoro Belzú, oficial del ejército boliviano, y se casó con él en 1833, a la edad de catorce años. Nacieron de esta unión dos hijas, Edelmira y Mercedes. Gorriti se dedicó a sus hijas y a escribir. Al parecer, Gorriti tuvo tantos problemas para adaptarse a su vida de casada como los tuvo para ser pupila dócil en el convento.

Belzú fue desterrado de Bolivia por conspirar contra el gobierno; su mujer y sus hijas le acompañaron al Perú. Después él regresó a Bolivia solo. En 1843 llegó la separación definitiva. Muchos años después, Gorriti  incluyó una serie de memorias de estos días en su colección Misceláneas.

Salón literario

Gorriti permaneció en Lima con sus hijas, y para mantenerse abrió una escuela primaria y también un colegio para señoritas. Inició una serie de veladas literarias que atrajo a los escritores más destacados de la época.

En una casa grande y antigua ocupaba la escritora argentina un piso bajo, siendo la primera sala a la entrada la que durante el día destinábase para las alumnas. La segunda modestamente amueblada era el centro para reunirse, y trascurrían las noches entre ingeniosas conversaciones, lecturas, chistes y agudezas propios en aquellos que tenían estrecha intimidad con las musas y cultivaban el género jocoso” (Küppers 1989: 52).

Para ella su salón era a la vez un lugar de aprendizaje, de difusión.

Amanezco cada mañana sin aliento por un desfallecimiento mortal. Pero reflexiono que las numerosas obligaciones que pesan sobre mí me quitan el derecho de enfermar, y me gritan, como la voz divina al judío errante: ¡Anda!, ¡Anda! Y me levanto y ando. Ando de aquí para allá, preparando las clases, las doy, escribo, coso, hago preparar los trabajos que han de leerse en las veladas literarias que cada miércoles se celebran en casa. Ellas son el único punto luminoso de mi sombría existencia.” (Efrón 1998: 203)

Nueva vida en Lima

Gorriti tuvo otros dos hijos en Lima:  Julio Sandoval y Clorinda Puch. Nunca reveló en sus escrfitos publicados quiénes eran los padres.

Durante sus años de juventud en Lima, ella siguió escribiendo y publicando prolíficamente en revistas peruanas como El Liberal, Iris y La Revista de Lima, y argentinas como la Revista del Paraná y La Revista de Buenos Aires.

La Quena, una novela juvenil de Gorriti, una historia de amor entre una princesa incáica y un español, quizás escrita cuando la autora tenía dieciocho años, fue publicada por entregas en La Revista de Lima en 1845, la primera de muchas novelas, artículos y cuentos que publicaría rápidamente uno detrás del otro.

Los diarios de Lima publicaron sus novelas por entregas en los suplementos y éstas eran reproducidas en muchos diarios y revistas de Chile, Colombia, Ecuador,  Argentina  e incluso en Madrid y París.

En 1865 fueron publicados en Buenos Aires dos volúmenes, por suscripción, de novelas cortas y ensayos de Gorriti, con el título de Sueños y realidades. Los volúmenes recibieron críticas muy favorables, y Gorriti fue aclamada como escritora argentina, a pesar de que llevaba tantos años viviendo en el extranjero.

Ese mismo año Belzú muere asesinado en Bolivia. Gorriti escribió una biografía sumamente discreta de Belzú, publicada en Panoramas de la vida de 1876

Cuando los españoles sitiaron a Callao, Perú en 1866, Juana Manuela Gorriti se convirtió en una heroína de la resistencia peruana, arriesgando su vida una y otra vez para rescatar heridos. Luego le fue concedida la condecoración más importante otorgada por el gobierno peruano al valor militar: la Estrella del 2 de mayo. Publicó varias versiones de sus memorias de esta invasión.

Lima, Buenos Aires

En febrero de 1875, Gorriti salió de Lima con destino a la Argentina. En ese país recibió numerosos homenajes.

Se anunció la publicación en dos tomos de obras suyas bajo el título Panoramas de la vida, y Gorriti se apresuró para terminar su nueva novela Peregrinaciones de una alma triste para poder incluírla en la colección. Fundó el periódico La Alborada Argentina, donde publicó elocuentes artículos sobre la capacidad, los derechos y la educación de las mujeres.

Las mujeres de Buenos Aires también organizaron una ceremonia en honor de Gorriti el 24 de septiembre, 1875, y ahí le ofrecieron una estrella de oro grabada.

En noviembre de 1875 Gorriti retornó a Lima, donde fue recibida con entusiastas ceremonias. Volvió a abrir su escuela, y su salón literario era de nuevo el más prestigiado de Lima.

Los miércoles por la noche, un grupo de treinta a cuarenta mujeres y hombres solía reunirse durante unas seis a ocho horas para escuchar presentaciones de música, recitaciones de poesía y narrativa, conferencias y discusiones sobre temas de actualidad.

Muchas de las conferencias estaban relacionadas con la educación de las mujeres y con el papel de éstas en la sociedad contemporánea. Se exhibían cuadros y dibujos. Las actas de diez de estas veladas (del 19 de julio al 21 de septiembre de 1876) se publicaron en 1892, en un tomo proyectado como el primero de una serie.

Estas actas y los muchos comentarios periodísticos sobre estas reuniones ofrecen un  panorama de la intensidad de la vida intelectual de Lima en aquella época. En estas veladas, Juana Manuela Gorriti presentó una serie de textos originales.

Murió de pulmonía el 6 de noviembre de 1892, a los setenta y cinco años, en Buenos Aires.

Clorinda Matto de Turner, el 19 de noviembre de 1892, en Los Andes de Lima, escribió un resumen de la vida de su amiga que incluía una larga lista de los libros más conocidos de Gorriti y recordaba a sus lectores que “ninguna otra escritora Americana y aún europea puede ofrecer al mundo de las letras un legado más rico.”

Descargar edición impresa Diario de los Andes

About these ads

4 respuestas a Juana Manuela Gorriti: la escritora patriota

  1. giovanni forti gorriti dice:

    Hola, por favor necesito saber de un ultimo hijo de Juana Manuela Gorriti en Lima- Peru, llamado Pio Santiago Gorriti, criado en un convento cerca de Lima donde Juana era su benefactora y este hijo llevaba el apellido de su madre, Gorriti.agradeceria cualquier informacion o veracidad de exacta.

  2. pamela dice:

    por fabor necesito urgente las novelas la hija del mazorquero y la quena para descargar de gorriti

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 103 seguidores

%d personas les gusta esto: